COMPARTIR

Artículos de Salud

¿Cuáles son las emergencias más comunes en fechas navideñas? ¡Evítalas!

13  Diciembre  2017

Dr. Francisco Marentes.  Especialista en Medicina Crítica.

Durante las fiestas navideñas el ambiente de celebración está por todos lados. A veces por distracción o exceso de confianza, ocurran accidentes que ensombrecen esos momentos. Los incidentes más comunes en la temporada decembrina pueden dañar a largo plazo la integridad de una persona, e incluso, acabar con su vida, pero la buena noticia es que son totalmente prevenibles.

Aunque año con año nos enteramos de historias relacionadas con estos factores de riesgo, éstas se repiten en cada temporada navideña:

1. Intoxicación por monóxido de carbono derivado del uso de calentadores de gas.

Este tipo de intoxicación sucede cuando, al inhalar monóxido de carbono (que es altamente tóxico e invisible), el corazón, cerebro, y por lo tanto todo el organismo, dejan de recibir el oxígeno indispensable para vivir.

En tiempo de frío, es fácil pensar en la comodidad de dejar encendida una estufa, calentador, u otro dispositivo que genere calor quemando algún material (leña, carbón, gas) que pueda producir monóxido de carbono. Evita ponerte en riesgo apagando por la noche estufas y calentadores, y asegúrate de que funcionen correctamente, además de mantener ventilada permanentemente el área donde se encuentren los aparatos.

El mayor peligro es que los síntomas de este tipo de intoxicación son sutiles, y si ocurren mientras las personas duermen, son más peligrosos aún ya que posiblemente no se den cuenta de ellos:

  • Mareo
  • Dolor de cabeza
  • Aletargamiento, cansancio, desmayo
  • Náuseas

En caso de presentar alguno de estos síntomas en un ambiente donde se sospeche de la presencia de monóxido de carbono, si el área está cerrada es indispensable ventilar al momento el área (no importa si hace frío), y solicitar ayuda médica inmediata.

2. Quemaduras por escaldadura (líquidos calientes)

La cocina es uno de los lugares de la casa más utilizados en esta temporada, y la estufa se usa con frecuencia. Evidentemente, los niños son los que pudieran resultar más afectados al quemarse con un líquido hirviendo, pero los adultos no están exentos al manipular ollas con este contenido.

Es importante señalar que un líquido caliente puede quemar como fuego. Por tal motivo:

  • Lo mejor es mantener a los menores alejados de la cocina, principalmente de la estufa, mientras se encuentra en uso.
  • Colocar las vasijas en los quemadores posteriores, y con el mango hacia adentro.
  • Si los adultos están consumiendo líquidos calientes (té, café, incluso chocolate), evita cargar a los niños mientras tienes en la mano el recipiente que lo contiene, y vigila el consumo de bebidas calientes por parte de los menores.
  • Si la quemadura ocurre, y el tamaño de ésta es mayor a una moneda de cinco pesos, o está ubicada en rostro, manos, pies o ingles, o se forman ampollas, acude de inmediato a Emergencias para valorar el daño y dar tratamiento.

Las medidas iniciales para tratar una quemadura al momento que sucede consisten en:

  • Retirar la ropa del área de la quemadura, siempre y cuando no esté pegada a la piel.
  • Aplicar agua fría (no hielo) en el área afectada, hasta que la piel ya no se sienta caliente. Esto aplica aún y cuando la ropa se haya quedado pegada a la piel (aplicar encima de la ropa).
  • Mantener abrigado al paciente, procurando que mantenga la calma, y cubriendo la quemadura con un paño limpio.
  • Acudir de inmediato a recibir atención médica.

3. Uso de fuegos artificiales

Los fuegos artificiales pueden pasar en segundos de ser una fuente de diversión, a ocasionar graves consecuencias a largo plazo en el cuerpo de la persona. Si debido a un accidente por el uso de estos productos la piel se enrojece, arde, presente ámpulas o ampollas, o se hincha, es indispensable acudir a recibir atención médica de urgencia.

Como primeros auxilios, debe aplicarse agua fría en el área de la quemadura, la cual disminuye en el momento la sensación de dolor, y además elimina sustancias nocivas. Es importante reflexionar en este tema, que el riesgo de los "cohetes" o pólvora, no es sólo para quien los enciende, sino para todas las personas que están cerca, y las consecuencias van desde cicatrices muy marcadas, hasta pérdida de movilidad e incluso de miembros del cuerpo.

En cualquier caso de quemadura, es mejor evitar remedios caseros que pueden empeorar la situación y acudir al médico de inmediato.

¡Y recuerda cuidarte de la influenza!

La influenza, como cada año, está presente en esta temporada. Recuerda las medidas básicas de prevención como:

  • Lavado frecuente de manos: te sorprenderías de lo eficaz que es esta medida para prevenir contagios, además de ser muy sencilla y económica.
  • Si estornudas hazlo al interior de tu codo, no sobre tus manos.
  • Permanece en casa si ya estás enfermo. Descansa, bebe abundante líquido, y sigue las indicaciones del médico en cuanto a ingesta de medicamentos, ya que no todos los casos de enfermedades respiratorias ameritan el mismo tratamiento que funcionó con familiares o amigos.
  • Si un cuadro gripal no cede en un par de días, la fiebre es muy persistente o sientes agitación y falta de aire acude de inmediato a atención médica ya que puede ser una neumonía.

Que tus fiestas de navidad sean motivo de alegría, y no de visita al hospital ¡cuídate!

Contacto:
Unidad de Emergencias
Teléfono: (81) 8347.1011

BUSCA TU ESPECIALISTA