COMPARTIR

Artículos de Salud

¿Dolor insoportable en la espalda o costado? Podrían ser piedras en el riñón

14  Marzo  2019

Dr. Alejandro Valdés Cepeda.  Especialista en Nefrología.

Las piedras en los riñones son pequeños trozos de material sólido que se forman en estos órganos por lo general debido al exceso de algunos minerales (calcio, fósforo, magnesio, ácido úrico). Este exceso de minerales, aunado a la falta de líquido en el organismo, puede provocar molestos síntomas: 

  • Dolor extremo en la espalda o un costado que no desaparece
  • Sangre al orinar
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Orina con mal olor o con apariencia turbia
  • Sensación de ardor al orinar

Algunas piedras pequeñas (del tamaño de un grano de arena) pueden salir por sí mismas. Otras más grandes (del tamaño de una perla, por ejemplo), pueden quedar atrapadas en las vías urinarias, y requerir tratamientos médicos más complejos para poder salir del organismo.

Para diagnosticar si tienes piedras en el riñón, es necesario un examen físico, además de entrevistas clínicas para conocer los antecedentes médicos. Otras pruebas requeridas para confirmar el diagnóstico son análisis de orina, sangre, y estudios de de imagen.  Con la información obtenida, el médico puede establecer un tratamiento tomando en cuenta las sustancias presentes en la orina, el material del que están hechas las piedras, y en algunos casos, los niveles de ciertas hormonas.

Hasta un 20 por ciento de la población puede formar en su vida por lo menos una piedra en el riñón, y nunca volver a formarlas. Pero si en una misma persona se repite la situación, es mejor realizar un estudio metabólico, ya que la piedras pueden llegar a causar daño en los riñones y provocar insuficiencia renal, una enfermedad crónica cuyo tratamiento es muy complejo.

¿Cómo se trata una piedra que no puede salir por sí sola?

Si bien esta situación ocasiona mucho dolor, éste puede controlarse con medicamentos. En casos complejos, es posible que el médica recurra a tratamientos con ondas de choque que permitan fragmentar la piedra, para que sea más fácil eliminarla en partes más pequeñas, también se pueden extraer a través de la vejiga por cistoscopia y ureteroscopia con láser y ultrasonido intraueretral dejando un catéter entre el riñón y la vejiga.

Entre las recomendaciones posteriores a un evento de piedras en el riñón están beber suficiente líquido para mantener adecuadamente hidratado el organismo, así como hacer los ajustes convenientes en la dieta diaria, y si es necesario, tomar medicamentos que permitan prevenir la formación de nuevas piedras en el riñón.

Contacto
Nefrología
Teléfonos: (81) 8348.1817 y 8143.0248

BUSCA TU ESPECIALISTA