COMPARTIR

Artículos de Salud

Cáncer infantil

19  Enero  2016

Dr. María Erika García Jaeger.  Especialista en Oncología.

En cualquier etapa de la vida, un diagnóstico de cáncer llega a ser abrumador y afectar de muchas maneras a la persona que lo padece así como a sus seres queridos, al ser considerada una enfermedad a la cual, a pesar de los múltiples tratamientos existentes, en ocasiones resulta muy difícil de combatir por completo.

¿Qué es el cáncer?

Es una enfermedad que se origina en las células que forman los tejidos del cuerpo. Ocurre cuando se presenta una anomalía en el proceso natural de producción de células nuevas y muerte de las que el cuerpo ya no necesita. 

A veces, el organismo puede producir más células de las que necesita, o se da el caso de que las células viejas no mueren como deberían hacerlo. Debido a este exceso de células, se es propenso a la formación de tumores, benignos o malignos.

Incidencia en niños

El cáncer es la principal causa de muerte a escala mundial, ya que según datos de la Organización Mundial de la Salud se le atribuye alrededor de 8.2 millones de defunciones ocurridas en todo el mundo para el año 2012.

El cáncer infantil es poco frecuente sin embargo, representa entre un 0.5 y un 4.6 por ciento del total de morbilidad por esta causa.

Tipos de cáncer en niños

Los tipos de cáncer más comunes en pediatría son:

  • Leucemia (31%).
  • Tumores cerebrales (16%).
  • Linfoma (15%).

También puede presentarse sarcoma del tejido blando, neuroblastomas, nefroblastomas, meduloblastomas y retinoblastomas.

Se estima que en nuestro país, el cáncer afecta anualmente a entre 5 mil y 6 mil niños, siendo la segunda causa de mortalidad en menores de 18 años. La tasa de supervivencia de niños diagnosticados con estos tipos de cáncer varía entre un 67 y 91 por ciento (dependiendo del caso), si es identificado a tiempo y se comienza con el tratamiento adecuado.

Diagnóstico, síntomas y tratamiento

Una de las diferencias que existen entre el cáncer en adultos y niños es que en estos últimos puede manifestarse de forma repentina, sin presentar síntomas precoces, así como un porcentaje mayor de probabilidad de curación.

Los síntomas varían dependiendo del tipo de cáncer del que se trate, así como del grado de evolución en el que se encuentre al llevarse a cabo el diagnóstico.

Algunos de los síntomas más frecuentes que se presentan en los niños son:

  • Anemia (acompañada de sangrados y moretones).
  • Dolores de cabeza.
  • Fiebre prolongada sin causa aparente.
  • Hinchazón y masa abdominal anormal.
  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.
  • Palidez.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Infecciones recurrentes, entre otros.

Los tratamientos comunes que existen son:

  • Cirugía (en caso de que el cáncer se presente en un solo lugar del cuerpo y no se haya diseminado aún).
  • Extirpación de ganglios linfáticos locales (en caso de que el tumor se haya diseminado a esta área).
  • Si el cáncer se expandió a otras partes del cuerpo, se puede recurrir a radioterapias, quimioterapias, terapias dirigidas al cáncer, entre otras.

Un diagnóstico oportuno y preciso permitirá identificar el tipo de cáncer del que se trate, para así asignar un tratamiento o combinación de tratamientos que sean los indicados. Entre menos evolucionado esté el cáncer, se tendrá mayor probabilidad de combatirlo.   

Contacto
Teléfono: (81) 8348.4613

BUSCA TU ESPECIALISTA