COMPARTIR

Artículos de Salud

Diabetes en la infancia

09  Abril  2018

Dr. Héctor Arriaga Cázares.  Especialista en Endocrinología Pediátrica.

La diabetes se caracteriza por el exceso de glucosa (azúcar) en la sangre. Ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o esta no funciona adecuadamente. 

La diabetes más común en niños es la diabetes tipo 1, a veces denominada diabetes dependiente de insulina o diabetes juvenil, y es causada porque el páncreas no produce insulina o produce poca, por lo que se requiere tratamiento con insulina toda la vida.

El objetivo del tratamiento de la diabetes es evitar complicaciones a largo plazo. Cuando la diabetes tiene un mal control, puede provocar ataques al corazón, derrames, problemas renales, adormecimiento de los pies y heridas que no se curan y problemas de la vista.

¿Cuáles son los niveles normales de glucosa?

De 70 a 100. El nivel normal en ayuno o después de las comidas debes tenerlo debajo de 140, y esto es en todo grupo de edades.

¿Qué diabetes pueden padecer los niños además de la tipo 1?

La diabetes tipo 2, a veces denominada diabetes de adultos, puede presentarse en niños y adolescentes con sobrepeso, lo que se ha observado con más frecuencia los últimos años. Con la diabetes de tipo 2, el páncreas produce insulina, pero posiblemente no produzca suficiente, o el cuerpo no la pueda utilizar de manera adecuada. En estos pacientes, la mayoría de las veces con cambios al estilo de alimentación y medicamento por vía oral se puede obtener un excelente control.

También existe la diabetes secundaria, que se le denomina así porque aparece como consecuencia a una enfermedad, como los niños que están bajo tratamiento oncológico o hematológico, o sufren pancreatitis.

Otros tipos que se presentan son por alteraciones en las células, debido a defectos genéticos del páncreas.

¿Cómo identificar si un niño tiene diabetes?

Los síntomas de la diabetes en niños son aumento de sed, incremento de frecuencia de la orina, hambre constante, pérdida de peso, disminución de energía y sensación permanente sensación de cansancio. 

¿Cuello oscuro?

Cada vez es más frecuente observar niños y adolescentes con una mancha oscura en su cuello axilas e inglés. Esta condición se llama acantosis nigricans, y se genera porque la persona tiene un nivel elevado de insulina, lo que representa algo llamado "resistencia a la insulina".

Según la Asociación Americana para la Diabetes (ADA), casi el 75 % de los niños con diabetes tipo 2 presentó anteriormente acantosis nigricans. En muchos de estos niños, el control de la diabetes y del sobrepeso contribuye en gran medida a reducir la visibilidad de la acantosis nigricans, y a mejorar los niveles de glucosa e insulina.

Tratamiento para la diabetes en niños

Las bases del tratamiento son: la dieta, el ejercicio, el medicamento, el automonitoreo y la educación.

Todos los pacientes con diabetes requieren una dieta balanceada en calidad y cantidad dependiendo de su edad. Existen planes alimenticios que se ajustan a cada paciente, y permiten que coman de manera adecuada sin comprometer sus niveles de glucosa durante el día.

Una parte fundamental del cuidado de la diabetes es el ejercicio, ya que este regula niveles de glucosa, y mejorar la salud del corazón. Existen aspectos peculiares del ejercicio que se deben individualizar con cada paciente, pero en general debe ser una práctica diaria del paciente con diabetes.

Los niños con diabetes tipo 1 requieren manejo con insulina desde el comienzo de su enfermedad. Existen diversos métodos para la administración de insulina, que van desde plumas de aplicación, hasta microinfusoras que administran insulina de manera continua durante todo el día. Los pacientes con diabetes tipo 2 requieren tratamiento oral, el cual mejora sus niveles de glucosa e insulina.

El paciente con diabetes debe monitorizar su glucosa en casa de manera constante para evitar complicaciones agudas como bajas o altas de azúcar. En la actualidad existen distintos tipos de medidores disponibles que permiten obtener niveles confiables e inmediatos de  glucosa. Una nueva técnica llamada medición continua de la glucosa mide el nivel de glucosa cada pocos minutos durante el día y la noche. Usa un sensor que se inserta debajo de la piel. El sensor trasmite información sobre el nivel de glucosa a un aparato especial. 

Contácto:
Teléfono: 8348.1446

BUSCA TU ESPECIALISTA