COMPARTIR

Artículos de Salud

La anemia, un problema que tenemos que atender

17  Abril  2015

Luis Mario Villela Martínez.  Especialista en Hematología, Medicina Interna.

La anemia es un problema de salud que ocurre cuando el cuerpo no tiene los suficientes glóbulos rojos, estos glóbulos rojos llamados también eritrocitos son los responsables de transportar oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.

Existen distintas causas de anemia, desde la falla de la médula ósea (ejemplo aplasia medular o síndrome mielodisplásico) hasta la deficiencia de vitaminas o hierro.

En forma normal la producción de glóbulos rojos se lleva a cabo en la médula ósea, o sea el "tuétano" de los huesos. Un glóbulo rojo sano dura entre tres y cuatro meses antes de su eliminación y se comienza la producción de nuevos glóbulos gracias a la señal que genera el cuerpo y que estimula la producción de una hormona llamada eritropoyetina.

La anemia es no tener suficientes eritrocitos con hemoglobina. Esta hemoglobina es una proteína que transporta el oxígeno dentro de cada glóbulo y además produce el color rojo característico de la sangre.

Causas de anemia

El cuerpo necesita ciertas vitaminas, minerales y nutrientes para producir suficientes glóbulos rojos. El hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico son tres de los más importantes. Es posible que el cuerpo no tenga suficiente de estos nutrientes debido a:

  • Cambios en el revestimiento del estómago o los intestinos que afectan la forma como se absorben los nutrientes.
  • Alimentación deficiente.
  • Pérdida lenta de sangre por otras causas
  • Cirugía en la que se extirpa parte del estómago o los intestinos. 

Otras causas son el uso de ciertos medicamentos como antibióticos, problemas con el sistema inmunitario, padecer alguna enfermedad por largo tiempo, un embarazo, problemas con la médula ósea, o incluso algunas formas de anemia son hereditarios.

Síntomas de la anemia

La anemia leve no trae síntomas, pero luego de su desarrollo las primeras señales son mal humor, debilidad, dolor de cabeza y problemas para concentrarse.

Los síntomas más claros van desde tomar un color azul en la esclerótica de los ojos, uñas quebradizas, deseo de comer hielo u otras cosas no comestibles, mareos, color de piel pálido, dificultad para respirar y lengua adolorida.

Detección, prevención y consulta.

Para detectar una anemia es necesario un examen físico y pruebas de laboratorio que pueden ser sencillos como una biometría hemática acompaña de reticulocitos hasta sofisticados estudios.  El tratamiento de la anemia depende de la causa y normalmente se resuelve si se quita lo que la produjo; muchos tipos de anemia pueden ser leves, de corta duración y de fácil tratamiento. Algunos se pueden incluso prevenir con una dieta saludable. Otros se pueden tratar con suplementos nutricionales. Sin embargo, ciertos tipos de anemia pueden ser graves, de larga duración e incluso potencialmente mortales si no se diagnostican y tratan.

La anemia grave o prolongada puede causar lesiones en el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. La anemia muy grave puede incluso causar la muerte.

Es importante que si detectas síntomas en tu cuerpo, acudas al médico a una revisión.

Contáctanos:
Instituto de Medicina Interna
Hospital Zambrano Hellion
Tel. (81) 8888.0650

BUSCA TU ESPECIALISTA