COMPARTIR

Artículos de Salud

Mitos y realidades de las enfermedades respiratorias en invierno

11  Diciembre  2017

Dr. Mario Alonso Treviño Salinas.  Especialista en Medicina Interna, Neumología.

En temporada de invierno existen consejos para cuidarte de las enfermedades respiratorias que pasan de boca en boca, sin saber si en realidad tienen sustento. Entre los más comunes están los que te presentamos a continuación.

1. "Es mejor dejar salir la gripa que cortarla".

Los resfriados comunes no pueden "cortarse" o interrumpirse, pero sí pueden hacerse más llevaderos controlando los síntomas con medicamentos antigripales sencillos que ayuden a disminuir la sensación de "cuerpo cortado", el dolor de cabeza, y el escurrimiento nasal. El malestar general dura máximo una semana, siendo el segundo y tercer día los más molestos. Si los síntomas no ceden, y además se presenta fiebre persistente, es mejor acudir de inmediato al médico para descartar o prevenir complicaciones.

2. "La vacuna de la influenza te hará enfermarte, y te dará más fuerte".

La vacuna no ocasiona la enfermedad. Es conveniente saber que una vez aplicada, su protección tarda de 2 a 3 semanas en hacer efecto. Si ésta se aplica cuando ya el paciente está desarrollando un cuadro de problema respiratorio o influenza, posiblemente se asocie el malestar con la vacuna, pero bajo circunstancias normales esto no debe suceder.

3. "El frío te enferma de las vías respiratorias".

La respuesta corta es no. El frío en sí no causa la enfermedad, lo que sí es un factor de riesgo son los cambios bruscos de temperatura. Una exposición a temperaturas bajas o aire frío hacen menos eficiente el sistema inmunológico, y esto predispone al desarrollo de enfermedad, comúnmente de origen viral.

Las principales formas de protección para las enfermedades respiratorias en los meses de invierno son: evitar la exposición a los cambios bruscos de temperatura, vacunarse contra la influenza estacional y una nutrición adecuada para de esta forma mantener el sistema inmunológico competente.

4. Consumir alimentos fríos (nieve, paletas de hielo o bebidas con hielo) te enferma la garganta.         

Nuevamente, esto no es verdad. Tomar bebidas con hielo o heladas no te hará enfermarte; sin embargo, la combinación de la exposición al frío y estos alimentos pudieran provocar molestias a nivel de la garganta y ser un factor que te predisponga a inflamación y/o infección.

Se recomienda evitar el consumo de alimentos fríos cuando existe la presencia de enfermedad respiratoria (gripe, bronquitis, asma bronquial).

5. Caminar descalzo en temporada de frío te enferma.

Aunque caminar descalzo en temporada de invierno no es muy agradable porque sentimos que se nos enfría todo el cuerpo, esto no es una causa directa de enfermedad respiratoria debido a que la vía de entrada de virus y bacterias es a través de boca y nariz. 

Como puedes ver las enfermedades respiratorias agudas llegan a nuestro organismo por virus o bacterias que encuentran un sistema inmunológico deficiente y ocasionan la enfermedad. Cuida tu alimentación, evita los cambios bruscos de temperatura, lugares muy concurridos, lava tus manos con frecuencia, vacúnate y si tienes síntomas que no se alivian en dos o tres días es recomendable acudir al médico para obtener un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Contacto:
Centro Médico Hospital San José
Teléfono: (81) 8348.3658 y 8348.3764

BUSCA TU ESPECIALISTA