COMPARTIR

Artículos de Salud

Neumonía infantil

11  Noviembre  2015

Dr. Karla Lorena Chávez Caraza.  Especialista en Pediatría.

La neumonía es la infección de los pulmones transmisible, provocada por diversos microrganismos como virus, bacterias. Dicha infección afecta a los alvéolos, los cuales se llenan de aire al respirar y al presentar neumonía se invaden por secreciones mucosas infectadas, provocando que la respiración sea dolorosa y difícil con lo cual no existe un adecuado intercambio de oxígeno. Se es más propenso a contraer neumonía  después de una infección en nariz y garganta.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, la neumonía es la principal causa de muerte infantil, responsable del 15 por ciento de las muertes en niños menores de 5 años.

Causas

En los niños más pequeños, sobre todo en los menores de dos años, los virus son los responsables de la mayor parte de las neumonías, mientras que en los niños mayores son las bacterias las principales responsables de este cuadro.  

Entre los microorganismos infecciosos causantes de la neumonía infantil se encuentran:

  • Streptococcus pneumoniae (neumococo).
  • Mycoplasma pneumoniae
  • Virus sincitial respiratorio
  • Virus de la Influenza

Y en niños en tratamiento por cáncer o positivo al VIH/SIDA debido a su estado de inmunosupresión pueden presentar neumonía por hongos.

Las personas que padecen una infección respiratoria tienen estos gérmenes en las secreciones de la nariz o la garganta; por lo que el contacto con ellas a través de tos o estornudos es una de las vías de contagio más frecuente.

Síntomas

  • Mal estado general.
  • Disminución en el apetito.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Tos con flema.
  • Respiración trabajosa y rápida, provocando que los músculos cercanos a las costillas se retraigan y/o el abdomen se suba o baje muy rápido.
  • Vómito.
  • Dolor de pecho y abdominal.
  • Coloración azul o gris en los labios y uñas (casos extremos).

Factores de riesgo

  • Un cuadro de vías respiratorias altas que no mejora.
  • Deficiencias en el sistema inmune (por VIH/SIDA o desnutrición).
  • Que el niño haya padecido enfermedades como sarampión.
  • Contaminación en el ambiente en donde el niño tenga contacto muy frecuente (humo de leña, excremento, combustibles, calentadores en el hogar, entre otros).
  • Hogar hacinado.
  • Padres fumadores.

Detección

El diagnóstico de una neumonía se basa en los signos y síntomas clínicos del niño y si fuera preciso confirmarla se podrá realizar una radiografía de los pulmones.

Prevención

Es importante acudir con el médico ante un cuadro de infección de vías respiratorias  para iniciar un tratamiento oportuno y dar seguimiento al mismo para detectar complicaciones como la neumonía. Se recomienda tener al corriente el esquema de vacunación según la edad ya que existen vacunas que protegen frente a determinados gérmenes causantes de neumonías como son la vacuna de la gripe, o la vacuna contra el neumococo. Por último, la adecuada nutrición y el contrarrestar factores ambientales contaminantes puedan repercutir en la salud de los menores.  

Contacto                                                                              
Teléfono: (81) 8346.7865

BUSCA TU ESPECIALISTA