COMPARTIR

Artículos de Salud

Todo lo que debes saber acerca de la colonoscopía: ¿cuándo debes realizarte una?

23  Febrero  2018

Dr. Publio Ayala Garza. 

La colonoscopía es un procedimiento que permite conocer el estado en que se encuentra el colon, conocido también como intestino grueso. Éste forma parte de nuestro aparato digestivo, y se puede ver afectado por diversos padecimientos como pólipos, divertículos, colitis ulcerosa y cáncer, entre otros. 

¿En qué circunstancias se requiere este procedimiento?

El médico puede indicar una colonoscopía en caso de que un paciente presente alguno de los siguientes síntomas:

  • Sangrado al evacuar
  • Diarrea crónica
  • Alteración de hábitos intestinales (diarrea o estreñimiento)
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Anemia
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon
  • Personas a partir de los 50 años 

¿Cómo se realiza la colonoscopía?

La colonoscopía consiste en pasar a través del ano, un lente largo y flexible con una luz en el frente que cuidadosamente se avanza para revisar el interior de todo el colon en busca de señales de daño en el mismo. En ocasiones se toman pequeñas muestras del tejido del colon (biopsias) si el médico observa alguna alteración del recubrimiento como ulceraciones, pequeñas tumoraciones (pólipos) o áreas inflamadas. La detección y eliminación de pólipos es muy importante como parte de la prevención de cáncer del colon.

La preparación del paciente comienza varios días antes del estudio. Puede ser que tenga que suspender algunos medicamentos, aunque esto sólo puede determinarlo el médico a cargo. Tu médico te entregará una hoja con las instrucciones detalladas para llevar a cabo la preparación del intestino grueso. Generalmente la preparación consiste en que el día previo al estudio se sigue una dieta de líquidos claros (tés, consomés, gelatinas y jugos claros) y se toman laxantes por vía oral.

El día del estudio se recomienda que el paciente asista acompañado, tomando en cuenta que pasará cerca de una o dos horas en el hospital, desde el momento de su llegada, hasta que se recupere y esté listo para ir a casa. Si tu recibiste sedantes, no deberás conducir automóviles el resto del día, aunque te sientas bien. Una vez que el procedimiento haya terminado y el paciente esté recuperado, recibirá instrucciones para volver a tomar sus medicamentos y acerca de la dieta que debe llevar.

La colonoscopía es un procedimiento bien tolerado y aunque la preparación puede ser un poco molesta, sin duda los beneficios valen la pena, ya que permite detectar y eliminar lesiones antes de que se conviertan en cáncer. Si tienes antecedentes familiares de cáncer de colon, consulta con tu médico acerca de la conveniencia de programar una colonoscopía periódicamente para estar al tanto del estado de salud de tu colon. 

Contacto:
Dr. Publio Ayala Garza
Gastroenterólogo del Hospital San José
Teléfono: 8347.8989 

Endoscopias del Hospital San José:
Teléfono: 
8347.9507 y (81) 8347.1010 ext. 3120, 3121 y 3131

BUSCA TU ESPECIALISTA