COMPARTIR

Artículos de Salud

Trasplante de córnea y otros tejidos oculares: la importancia de contar con un Banco de Ojos

29  Septiembre  2017

Dr. Jaime Torres Gómez.  Especialista en Oftalmología.

La donación de órganos es un procedimiento que requiere personal muy especializado, e instalaciones con características que permitan la conservación de los mismos. En cuestión visual, córnea, esclera y conjuntiva límbica son los tejidos oculares que más comúnmente se utilizan, y provienen de donantes cadavéricos. La procuración y manejo de los mismos se coordina por medio de un Banco de Ojos.

Función del Banco de Ojos: ¿cómo se prepara una córnea para ser trasplantada?

La córnea es una capa transparente que cubre el frente del ojo. parecida a un lente de contacto. Si se encuentra dañada por alguna enfermedad o lesión, la luz no puede entrar en la retina, y esto produce ceguera. Algunos pacientes son candidatos a trasplante de córnea, un procedimiento que por lo general tiene un elevado porcentaje de éxito.

Para obtener tejidos oculares del donante, estos deben ser recuperados por el equipo médico del Banco de Ojos pocas horas después del deceso de la persona. Una vez que se autoriza la donación por parte de la familia del paciente, se tomará el tejido requerido -el más común es la córnea-, y se analizará minuciosamente para asegurarse de que no existan infecciones y que la calidad del mismo es óptima en cuanto al número de células de la córnea. Existen normas internacionales que sirven como guías para que estos tejidos lleguen en excelente estado al receptor.

Una vez que el Banco de Ojos confirma la viabilidad del tejido, éste se conserva en un medio frío -sin congelar-, y se identifica por medio de una clave única, ante la Secretaría de Salud del Estado y el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA),  para hacerla llegar posteriormente al médico que hará la cirugía, y quien a su vez tiene que registrar ante el CENATRA al paciente que se le realizó el trasplante. Mientras tanto, ya se ha buscado al candidato ideal para recibir las córneas.

Otros tejidos del ojo que no pueden ser utilizados para trasplante son de gran utilidad para fines de investigación, ya que permiten obtener información acerca de padecimientos como glaucoma, o problemas visuales por diabetes o afecciones de la retina.

¿Quiénes se benefician del servicio que presta un Banco de Ojos?

  • Pacientes que han sido diagnosticados con inflamación de la córnea en forma crónica e irreversible y que no se ha podido desinflamar con medicamentos.
  • Pacientes con cicatrices por múltiples causas como infecciones, quemaduras químicas o térmicas, heridas corneales.
  • Pacientes con queratocono (la córnea se adelgaza y pasa de tener forma de domo, a un cono más angosto que impide ver bien) también pueden recibir un trasplante de córnea que les ayude a recuperar su visión.
  • Otros padecimientos que pueden tratarse con un trasplante de córnea son la distrofia de Fuchs, la distrofia de Lattice, y el síndrome iridocorneal endotelial.

Los órganos y tejidos humanos no pueden ser comercializados: nadie debe cobrar por donarlos. Otro aspecto importante es la confidencialidad: la familia del donador no sabe quién es el receptor, y viceversa.

Un Banco de Ojos presta un servicio muy importante a quienes requieren trasplante de córneas y otros tejidos oculares, permitiendo una mejor calidad de vida a muchas personas con problemas visuales. Platica con tu familia acerca de la donación de órganos.

Banco de Ojos
Teléfono: (81) 8040.61.52

BUSCA TU ESPECIALISTA