COMPARTIR

Artículos de Salud

Trasplantes: ¿cómo actuar ante un diagnóstico de muerte cerebral?

12  Septiembre  2019

Dr. César Escareño.  Especialista en Cirugía Hepatobiliar y Trasplantes .

Escuchar que un ser querido es diagnosticado con muerte cerebral es uno de los momentos más difíciles en la vida de cualquier persona. Además, por lo general estos acontecimientos tienen origen en un evento totalmente inesperado.

Existen criterios muy específicos a nivel internacional para determinar que una persona se encuentra en este estado, el cual una vez que ocurre, es definitiva.

¿Cuándo ocurre la muerte cerebral?

La definición de muerte encefálica es “cese irreversible de todas las funciones intrínsecamente neurológicas del cerebro, cerebelo y del tronco del encéfalo”, e implica:

  • Pérdida de la respiración espontánea
  • Alteraciones del control vascular y cardíaco
  • Pérdida del control de la temperatura, del balance hidroelectrolítico, y alteraciones de las secreciones hormonales del paciente.

Todo esto puede controlarse de manera artificial, pero no puede revertirse la condición cerebral: este órgano no regresa a sus funciones normales después de un diagnóstico de muerte cerebral o encefálica.

En estas circunstancias, llegará un momento en que los familiares deberán tomar decisiones. Una de ellas será la relacionada con la posible donación de órganos y tejidos de la persona en esta situación.

Si el tema se platicó en vida, posiblemente resulte más sencillo comunicar dicha decisión al equipo médico. De lo contrario, será momento de ponerse de acuerdo en este tema.

Una entrevista en familia

Es posible que, en el momento de determinar la muerte encefálica, la familia manifieste su deseo de donar los órganos de su ser querido.

Si esto no ocurre de manera espontánea, es posible que el equipo de coordinación de trasplantes del hospital se acerque y platique de manera extensa con la familia acerca del tema, resolviendo cualquier duda que se tenga al respecto.

Para que esta entrevista suceda, es necesario que el médico tratante haya certificado ya el estado del paciente. Todo este procedimiento se da en privado, con total respeto a la intimidad de la familia.

Es importante recordar que deben estar presentes los familiares en primer grado del paciente (padres, hijos, cónyuges) para tomar estas decisiones.

Si bien no es posible forzar la donación de órganos en ningún caso, es bueno tener presente que actualmente la ciencia médica permite, gracias a estos procedimientos, que muchas personas tengan una segunda oportunidad.

En circunstancias dolorosas e inesperadas como las mencionadas, podemos ser esperanza de vida para otro ser humano.

Contacto: 
Cirugía de Trasplantes y Hepatobiliar
Teléfono: (81) 1366.8644

BUSCA TU ESPECIALISTA