COMPARTIR

Últimas Noticias

¿Cómo evitar el pie de atleta?

09  Mayo  2014

En el verano, el pie de atleta o tiña de los pies es unas de las infecciones más frecuentes, por lo que se recomienda aumentar las precauciones para evitar su contagio y trasmisión.

El pie de atleta es una de las infecciones más comunes durante el verano, pero, ¿por qué se produce? y ¿cómo se puede evitar?

Esta afección es causada por hongos llamados dermatofitos, que abundan en el medio ambiente en sitios donde hay humedad y calor, y afecta específicamente a los seres humanos. Su fuente de alimentación es la queratina, y es entre los dedos de los pies donde encuentran un lugar favorable para su reproducción.

"El pie de atleta o tiña de los pies se presenta de diferentes maneras, habitualmente la primera vez aparecen ampollas, da mucha comezón, y puede estar en la planta y entre los dedos de los pies", explicó la doctora Minerva Gómez Flores.

Uno de los síntomas más comunes es la piel agrietada, con escamas y que se desprende entre los dedos de los pies, pero existen otros indicios como la piel roja, el ardor y las ampollas que supuran o forman costra.

Medidas de prevención 

  • Secarse completamente los pies después de bañarse o nadar.
  • Usar sandalias en los baños y albercas públicas.
  • Cambiar de calcetines lo más frecuentemente posible para mantener los pies secos: esto debe hacerse al menos una vez al día.
  • Utilizar talcos antimicóticos para prevenir el pie de atleta.
  • Usar zapatos bien ventilados y preferiblemente hechos de una material natural.

Para tratar la también llamada tiña de los pies se pueden usar cremas o polvos antimicóticos de venta libre que pueden ayudar a controlar la infección, y dependiendo del problema, se puede aliviar en alrededor de 30 días.

"El tratamiento depende de cada paciente y de lo complicado de su problema, pero hay que tomar en cuenta siempre que hay una infección y hay tres elementos: el huésped, el agente causal y el medio ambiente, pues puede tratarse de un hongo muy agresivo.

Las personas altamente susceptibles son a las que les sudan mucho los pies, que viven o trabajen en condiciones de calor y humedad. Por lo general, en un mes máximo debe de resolverse su problema y luego damos tratamiento de sostén, es decir, usted use este talco, cambie de zapatos, entre otros.", comentó la doctora Gómez.

El pie de atleta también puede desencadenar otro tipo de complicaciones, sobre todo, si se trata de personas mayores.

"En gente de la tercera edad, diabéticos o con mala circulación que tienen gran cantidad de fisuras, puede ser una vía de entrada de una infección bacteriana severa como una erisipela", señaló.

La dermatóloga Gómez Flores recomendó que cada persona sea responsable de sus pies, que no se auto mediquen, avisar a la familia si presentan el pie de atleta para evitar contagiar a algún otro miembro, realizar una limpieza correcta del baño del hogar y abstenerse de ir a albercas y lugares públicos si presentan esta infección.

BUSCA TU ESPECIALISTA