COMPARTIR

Últimas Noticias

¿Están limpios mis alimentos?

07  Abril  2015

Esta pregunta te la debes hacer todos los días antes de ingerir cualquier comida, ya que consumir alimentos insalubres ha llevado a que alrededor de 2 millones de personas mueran cada año, siendo los niños los más afectados.

Con el objetivo de disminuir esta cifra y crear conciencia sobre la importancia de lavar y desinfectar correctamente todos los alimentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó el tema "Inocuidad de los alimentos" para el Día Mundial de la Salud 2015, a celebrarse el 7 de abril.

"Es importante mantener inocuos los alimentos para que se encuentren libres de microorganismos patógenos que den lugar a la enfermedad, asegurando un consumo sano.

Debemos garantizar la inocuidad en todas las fases del proceso de preparación y servicio de los alimentos: recepción, almacenaje (refrigeración, congelación), preparación, cocción y servicio", comentó la licenciada Magdalena Mota, Jefa de Servicios Alimentarios del Hospital San José.

Además, la OMS indica que los alimentos que contienen virus, parásitos, bacterias o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, desde una diarrea hasta algún tipo de cáncer.

¿Qué se puede hacer para garantizar la inocuidad de los alimentos?

Existen cinco claves que se han establecido para mejorar la inocuidad de los alimentos. Éstas, orientan a todos los involucrados (desde trabajadores del campo hasta los consumidores) sobre cómo manipular y preparar los alimentos:

Clave 1: Mantener la limpieza.

  • Lavarse las manos antes de preparar alimentos y con frecuencia durante su preparación.
  • Lavarse las manos después de ir al baño.
  • Lavar y desinfectar todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Proteger los alimentos y las áreas de cocina de insectos, plagas y otros animales.

Clave 2: Separar alimentos crudos y cocinados.

  • Separar las carnes rojas, la carne de ave y el pescado crudos de los demás alimentos.
  • Usar equipos y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar para manipular alimentos crudos.
  • Conservar los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados.

Clave 3: Cocinar los alimentos completamente.

  • Cocinar completamente los alimentos, especialmente las carnes rojas, la carne de ave, los huevos y el pescado.
  • Hervir los alimentos como sopas y guisos para asegurarse de que han alcanzado los 70° C. En el caso de las carnes rojas y de ave, asegurarse de que los jugos sean claros y no rosados. Se recomienda el uso de un termómetro.
  • Recalentar completamente los alimentos cocinados.

Clave 4: Mantener los alimentos a temperaturas seguras.

  • No dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de dos horas.
  • Refrigerar lo antes posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferiblemente por debajo de los 5° C).
  • Mantener la comida muy caliente (a más de 60° C) antes de servir.
  • No guardar alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador.
  • No descongelar los alimentos a temperatura ambiente.

Clave 5: Usar agua y materias primas inocuas.

  • Usar agua segura o tratarla para que lo sea.
  • Seleccionar alimentos sanos y frescos.
  • Elegir alimentos procesados para su inocuidad, como la leche pasteurizada.
  • Lavar las frutas, verduras y hortalizas, especialmente si se van a comer crudas.
  • No utilizar alimentos caducados.

Llevarnos a la boca alimentos inocuos es un trabajo de todos, no olvides seguir estas recomendaciones y poner tu granito de arena.

BUSCA TU ESPECIALISTA