COMPARTIR

Últimas Noticias

10 señales de alerta sobre el Alzheimer

21  Septiembre  2016

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de las demencias entre los adultos mayores. La demencia es un trastorno neurológico que afecta las funciones cerebrales superiores (memoria, orientación, cálculo, juicio, abstracción, planificación, habla-lenguaje, coordinación visoespacial, capacidad ejecutiva, personalidad, conducta). 

"Esta entidad clínica comienza lentamente afectando en primera instancia las áreas cerebrales que se encargan de controlar la memoria, el pensamiento y el habla-lenguaje. Suele iniciar después de los 60 años afectando al uno por ciento de las personas, a partir de entonces, cada cinco años se duplica la frecuencia en la población", explica el doctor Héctor Ramón Martínez Rodríguez, especialista en neurología. 

Con frecuencia el neurólogo se enfrenta a pacientes que tienen defectos únicamente en la memoria y hay que identificar la posibilidad de detectar el Déficit Cognitivo Menor, que coloquialmente significa trastorno de memoria propio de la edad y que puede ser susceptible de protección y manejo; sólo un tercio de estos pacientes podrán progresar al Alzheimer.

A continuación te compartimos 10 señales sobre este padecimiento:

1. Cambios de memoria

Una de las señales más comunes del Alzheimer, especialmente en las etapas tempranas, es olvidar información recién aprendida, fechas o eventos importantes. Generalmente la persona pregunta en varias ocasiones lo olvidado y dependen de sistemas de ayuda para la memoria (como notas o dispositivos electrónicos) o de familiares para hacer las cosas que antes hacía solo.

2. Dificultad para planificar o resolver problemas

Algunas personas experimentan cambios en su habilidad para desarrollar ciertas cosas o trabajar con números. Pueden tener problemas en concentrarse y les puede costar más tiempo hacer sus actividades.

3. Dificultad para realizar tareas habituales

Las personas que padecen Alzheimer frecuentemente se les dificulta completar sus tareas cotidianas. A veces pueden tener dificultad en llegar a un lugar conocido, administrar su economía o recordar las reglas de un juego.

4. Desorientación de tiempo o lugar

Tienden a olvidar fechas, estaciones y el paso del tiempo. Pueden tener dificultad en comprender algo si no está en proceso en ese instante. Es posible que olviden dónde están y cómo llegaron a cierto lugar.

5. Dificultad para comprender imágenes visuales

Para algunas personas, tener problemas de la vista es una señal del Alzheimer. Hay cierta dificultad para leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.

6. Problemas con el uso de palabras

Tienen cierta dificultad en llevar o involucrarse en una conversación. En algunas ocasiones repiten mucho lo que dicen. También se esfuerzan demasiado por encontrar las palabras correctas o el vocabulario apropiado para entablar un diálogo.

7. Colocación de objetos fuera de lugar

Una persona con Alzheimer suele colocar objetos fuera de lugar, pierden las cosas y batallan para encontrarlas. A veces acusan a los demás de la pérdida de sus objetos. Esto puede ocurrir frecuentemente con el tiempo.

8. Disminución o falta del buen juicio

Experimentan cambios en el juicio o en la toma de decisiones. Por ejemplo, es posible que regalen grandes cantidades de dinero a las personas que venden productos y servicios por teléfono. También puede ser que presten menos atención al aseo personal.

9. Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede empezar a perder la iniciativa para ejercer pasatiempos, actividades sociales, proyectos en el trabajo o deportes. Es posible que tengan dificultad en entender los hechos recientes de su equipo favorito o en cómo ejercer su pasatiempo. También pueden evitar tomar parte en actividades sociales a causa de los cambios que han experimentado.

10. Cambios en el humor o la personalidad

El humor y la personalidad pueden cambiar. En ocasiones llegan a estar confundidas, sospechosas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se enojan fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su ambiente.

BUSCA TU ESPECIALISTA