COMPARTIR

Últimas Noticias

24 de junio: Día a favor de la Tromboprofilaxis

24  Junio  2015

Con el objetivo de prevenir y tratar de manera oportuna la enfermedad tromboembólica venosa además de sensibilizar a los profesionales de la salud y comunidad en general sobre la importancia de detectarla a tiempo, la Academia Mexicana de Cirugía y la Secretaría de Salud declararon el 24 de junio como el Día a favor de la Tromboprofilaxis.

Para conmemorar este día, la Academia organizó una serie de conferencias donde los grandes temas a tratar son "Las nuevas fronteras de la Tromboprofilaxis" y la "Tromboprofilaxis en escenarios especiales", mismas que se están transmitiendo de manera simultánea en los hospitales San José y Zambrano Hellion.

Es importante señalar que la enfermedad tromboembólica venosa es más común de lo que se imagina pero afortunadamente es prevenible al igual que padecimientos como la diabetes, hipertensión, obesidad, entre otros.

¿Qué es la enfermedad tromboembólica venosa?

Es un coágulo de sangre o trombo que se forma en una vena profunda del cuerpo, por lo general se presenta en las venas profundas del muslo o de la pantorrilla. A veces, estos coágulos pueden llegar hasta los pulmones, situación que se conoce como embolia pulmonar y puede causar daño permanente de una parte del pulmón o de otros órganos del cuerpo.

¿Cuáles son los factores de riesgo de padecerla?

  • Ser mayor de 60 años, aunque esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad.
  • Falta de movimiento.
  • El embarazo.
  • El cáncer actual o previo.
  • La obesidad.
  • El tabaquismo.
  • El tratamiento hormonal, por ejemplo: las pastillas anticonceptivas.
  • Enfermedad previa.

El riesgo que corre una persona de sufrir enfermedad tromboembólica venosa aumenta si tiene más de uno de estos factores de riesgo.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Si estás hospitalizado, pregunta al médico sobre el riesgo y el tratamiento a seguir en caso necesario.
  • Levantarnos de la cama y ponernos en movimiento tan pronto como sea posible después de una cirugía o una enfermedad ya que moverse reduce las probabilidades de formar coágulos.
  • Ejercitar nuestros músculos de la pantorrilla durante viajes largos. Así evitaremos que se formen coágulos.

Recuerda notificarle a tu médico cualquier cambio, dolor, síntoma o signo para que te revise y así comenzar el tratamiento adecuado para no tener complicaciones.

BUSCA TU ESPECIALISTA