COMPARTIR

Últimas Noticias

Aprende a proteger tu piel

23  Mayo  2013

La mayoría de las enfermedades y condiciones de la piel son prevenibles y ocurren por no tomar las precauciones necesarias.

Los meses de verano y vacaciones se acercan, pero la diversión también puede traer consecuencias serias para la salud: el sol es el principal causante.

"Un protector solar es una sustancia que se aplica sobre la piel y nos confiere protección contra la radiación ultravioleta", explica el doctor Manuel Sarmiento, dermatólogo del Hospital San José. Esta energía producida por el sol tiene tres rangos de longitud de onda:

  • Los rayos ultravioleta A (UVA): envejecen a las células y pueden dañar el ADN de la célula. Se asocian con el daño de la piel a largo plazo, tal como arrugas, aunque también desempeñan un papel en ciertos cánceres de piel.
  • Los rayos ultravioleta B (UVB): pueden causar daño directo al ADN, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría de los cánceres de piel.
  • Los rayos ultravioleta C (UVC): no penetran nuestra atmósfera y por lo tanto no están en la luz solar. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

Existen protectores solares que brindan protección contra rayos UVA o UVB, y hay otros que son mixtos. No obstante, los expertos recomiendan los que protejan contra los dos, además de que son los más utilizados.

"Los protectores solares se dividen en inorgánicos y orgánicos. Los protectores inorgánicos también se conocen como pantallas solares. Sin embargo, tienen la desventaja de que son poco cosméticos debido a que contienen zinc y titanio, lo que le da un aspecto blanquecino a la piel. Estos son los más efectivos al momento de proteger contra el sol a personas con piel delicada y a los niños, ya que es menos probable que produzcan alergia. Los orgánicos, son los más nuevos y contienen, por ejemplo, tinosorb, uno de los ingredientes que más se usa en protectores solares, y son cosméticamente muy buenos", comentó el doctor Sarmiento.

Se debe proteger la piel todos los días y no sólo en meses de calor o en vacaciones al aire libre. Hay que aplicar protector solar en intervalos de dos a cuatro horas, incluso en interiores como la oficina o la casa. Es muy importante seguir esta indicación ya que si se está cerca de una ventana u otra fuente de luz natural, sigue la exposición a la radiación solar.

Por esta razón, al momento de comprar cualquier producto que prometa proteger la piel y el cuerpo contra los rayos del sol, se necesita revisar el grado de protección que ofrece. Los más efectivos, y los que recomienda el doctor Sarmiento, son los que tienen de 30 FPS (Factor de Protección Solar) o más. Al mismo tiempo, se debe tomar en cuenta que en el mercado no existe un producto que repele totalmente el agua. Así que si se va a estar en la playa o en la alberca, el protector solar se debe de aplicar cada 60 o 90 minutos.

Para las personas que viven en Monterrey se les recomienda usar un protector solar de 30 FPS o 50 FPS y se puede encontrar en spray, crema, gel, gel-crema o loción. Las personas con pieles grasosas y propensas a acné deben de usar protectores ligeros como en gel o en loción. A las pieles secas les trae más beneficios usar cremas. Si se usa en extensiones amplias de piel o en pieles con mucho pelo es mejor usar spray.

Tomar estas precauciones ayuda a evitar desde pequeñas molestias como enrojecimiento hasta condiciones graves como cáncer de piel.

Contáctanos
Atención a Pacientes
Teléfono: (81) 8347.1010 ext. 3223 y 2423

BUSCA TU ESPECIALISTA