COMPARTIR

Últimas Noticias

Asma, enfermedad que inicia durante en la infancia

25  Noviembre  2016

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias.

"Causa periodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos.

Este padecimiento afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia", explica el doctor Sergio Garza Salinas.

Los síntomas pueden manifestarse varias veces al día o a la semana, y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche. Tiene una baja tasa de mortalidad en comparación con otras enfermedades crónicas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se calcula que hay más de 200 millones de personas con asma. Y las muertes aumentarán en casi un 20 por ciento en los próximos 10 años si no se toman las medidas urgentes.

¿Cuáles son sus causas?

Aún no están completamente claras. Algunos de los principales factores de riesgo son la combinación de una predisposición genética con la exposición ambiental a sustancias y partículas inhaladas que pueden provocar reacciones alérgicas o irritar las vías respiratorias. También hay otros desencadenantes como el aire frío, las emociones fuertes (miedo, ira) o el ejercicio físico.

¿Cómo se diagnostica?

En base a antecedentes personales y familiares de salud, la revisión física y los resultados de ciertas pruebas.

La persona puede padecer asma intermitente, leve, moderada o grave.

¿Cómo se trata esta enfermedad?

"Aunque no se puede curar, el asma se puede controlar con un tratamiento adecuado gracias al cual los pacientes pueden disfrutar de una buena calidad de vida. Para controlar la progresión es necesario administrar una medicación a largo plazo, como corticosteroides inhalados.

Los pacientes con síntomas persistentes deben tomar diariamente medicamentos a largo plazo para controlar la inflamación subyacente y prevenir los síntomas y las exacerbaciones", señala el especialista en neumología.

El tratamiento farmacológico no es la única forma de controlar el asma. También es importante que se eviten sus desencadenantes (estímulos que irritan e inflaman las vías respiratorias).

Aunque esta enfermedad respiratoria no provoca el fallecimiento a la misma escala que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) u otras enfermedades crónicas, puede ser mortal si no se utilizan los medicamentos adecuados o no se cumple el tratamiento prescrito.

BUSCA TU ESPECIALISTA