COMPARTIR

Últimas Noticias

Conoce las principales enfermedades del corazón

29  Septiembre  2015

El 29 de septiembre de cada año se celebra el Día Mundial del Corazón, por lo que queremos compartirte información sobre las principales enfermedades que aquejan a este órgano.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por este problema de salud que por cualquier otra cosa.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud en 2012 fallecieron por esta causa alrededor de 17 millones de personas, lo cual representa un 31 por ciento de todas las muertes registradas en el mundo. De estas defunciones, más de siete millones se debieron a la cardiopatía coronaria y más de seis millones a los accidentes vasculares cerebrales.

También se estima que de las 16 millones de defunciones de personas menores de 70 años atribuibles a enfermedades no transmisibles, un 82 por ciento corresponden a los países de ingresos bajos y medios, y un 37 por ciento se deben a las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos, entre los que incluyen:

  • La cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco.
  • Las enfermedades cerebrovasculares: padecimientos de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Las arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • La cardiopatía reumática: lesiones del músculo cardiaco y de las válvulas cardiacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Las cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Las trombosis venosas en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan estos órganos.

Los accidentes vasculares cerebrales también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre. Los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares suelen tener su causa en la presencia de una combinación de factores de riesgo, tales como el tabaquismo, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes y la hiperlipidemia.

Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y evitar el consumo nocivo de alcohol reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, puede ser necesario prescribir un tratamiento farmacológico para la diabetes, la hipertensión o la hiperlipidemia, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular y prevenir ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares. Otros determinantes de este problema de salud son la pobreza, el estrés y los factores hereditarios.

Fuente: Organización Mundial de la Salud 

BUSCA TU ESPECIALISTA