COMPARTIR

Últimas Noticias

Cuando el corazón se detiene repentinamente

20  Noviembre  2015

El paro cardiaco súbito a menudo sucede sin previo aviso, y cuando ocurre, suele ser devastador. Puede pasar en cualquier momento y lugar, y afectar a cualquiera, independientemente de su edad, raza o sexo.

Este problema de salud se deriva por un fallo del sistema eléctrico del corazón que provoca súbita e inesperadamente latidos rápidos y luego erráticos, hasta que el corazón se detiene totalmente.

"El paro cardiaco súbito también se le conoce como muerte súbita, y es debido a un tipo específico de arritmia. Normalmente el corazón tiene latidos en forma regular o periódicos, y cualquier alteración o irregularidad del ritmo cardiaco se le denomina arritmia.

Hay varios tipos de arritmias, que pueden ser benignas o malignas, pero la responsable de un paro cardiaco súbito es una fibrilación ventricular", explica el doctor Gerardo Pozas, especialista en cardiología.

Cuando esto sucede, el corazón no puede bombear sangre hacia el cerebro y la víctima pierde la conciencia rápidamente. Por eso la importancia de generar una cultura para conocer la técnica de reanimación cardiopulmonar y saber cómo usar un desfibrilador automático.

El 50 por ciento de la mortalidad cardiaca se debe a la muerte súbita, y en el 50 por ciento, ésta es la primera manifestación, es decir, la persona se puede considerar sana y desconoce que tiene problemas del corazón.

"En general las enfermedades cardiacas afectan más a los varones en la edad adulta, pero la mujer se equilibra cuando termina su vida sexual, cuando ésta entra en menopausia, el riesgo de enfermedad cardiaca aumenta", puntualiza el también especialista en electrofisiología.

Causas

Las principales causas que conducen a un paro cardiaco son:

  1. Haber padecido un infarto de miocardio o un infarto agudo de corazón.
  2. Sufrir de insuficiencia cardiaca que es cuando el corazón tiene una capacidad de bombeo disminuida.
  3. Enfermedades genéticas que afectan la actividad eléctrica del corazón.

Factores de riesgo

"Generalmente ocurre cuando hay una enfermedad cardiaca previa o bien la persona no conoce que tiene un padecimiento y ésta puede ser la primera manifestación. Pero hay otros factores como el sedentarismo, el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión, la obesidad y el colesterol alto", agrega.

¿Es lo mismo un paro cardiaco súbito que un ataque cardiaco o un infarto?

No. El ataque cardíaco sucede cuando una obstrucción en una arteria produce falta de llegada de oxígeno al músculo del corazón y termina dañándolo. Las víctimas de un infarto pueden sentir dolor en el pecho y generalmente se mantienen conscientes. Los ataques cardíacos son graves y pueden generar un paro cardiaco súbito.

Sin embargo, un paro cardiaco súbito puede suceder independientemente de que haya o no un infarto y sin previo aviso. Puede ser mortal si no se trata inmediatamente.

RCP: vital para salvar vidas

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de emergencia que puede mantener la circulación y la respiración hasta la llegada de los paramédicos. Realizarlo cuando una persona entra en paro cardiaco o deja de respirar podría salvar muchas vidas.

Esta técnica combina respiración boca a boca y compresiones cardiacas:

  • La respiración boca a boca suministra oxígeno a los pulmones de la persona.
  • Las compresiones cardiacas mantienen la sangre oxigenada circulando hasta que se puedan restablecer la respiración y las palpitaciones cardiacas.

Cualquiera (desde niños hasta personas de la tercera edad) puede aprender a realizar RCP básico y salvar una vida, por lo que te invitamos a fomentar una cultura para aprender estas técnicas médicas.

BUSCA TU ESPECIALISTA