COMPARTIR

Últimas Noticias

Cuida a tus hijos de las infecciones respiratorias agudas

19  Diciembre  2012

Las infecciones respiratorias agudas son una de las principales causas de consulta en los menores de cinco años.

Las infecciones respiratorias agudas son enfermedades causadas por virus y bacterias que afectan en la mayoría de los veces el sistema respiratorio superior: oído, nariz y garganta, así y en otros casos no tan comunes el sistema respiratorio inferior: bronquios y pulmones. Duran menos de quince días.

Resfriado común, faringoamigdalitis purulenta, otitis media y neumonía son las infecciones respiratorias más comunes.

El resfriado común sus síntomas pueden ser: tos, obstrucción y/o secreción nasal, dolor o enrojecimiento de garganta, ronquera. Los padres deben estar alerga por si se presentan  síntomas que sugieren complicacioón como:  fiebre de más de tres días, pus en las amígdalas, pus o dolor en el oído, agitación o dificultad para respirar en cualquier niño sobre todo  en el niño menor de dos meses se requiere atención médica inmediata.

 

Prevenir es posible

Las infecciones respiratorias agudas son prevenibles llevando a cabo las siguientes medidas:

  • Dar lactancia materna durante los primeros 4 a 6 meses de edad.
  • Vigilar y/o corregir el estado nutricional del niño.
  • Vacunar al niño contra  influenza, sarampión, tosferina y difteria.
  • Evitar fumar en habitaciones cerradas y cerca de los niños.
  • Evitar quemar leña o el uso de braseros en habitaciones cerradas.
  • Abrigar al niño adecuadamente en la época de frío.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y la exposición a corrientes de aire.
  • Proporcionar frutas y verduras amarillas o anaranjadas que contengan vitaminas "A" y "C".
  • Evitar lugares con muchas personas para disminuir la transmisión de estas enfermedades.
  • Ventilar la habitación del niño.
  • Taparse la boca al toser o estornudar.

Es muy importante que quien padezca una infección respiratoria aguda ingiera más líquidos debido a que con estas enfermedades aumenta la pérdida de líquidos, especialmente cuando hay respiración rápida y fiebre.

"La mayoría de las  infecciones respiratorias en los niños no ocurren por dormir con aire acondicionado, andar descalzo, traer ropa ligera, bañarse, mojarse, si no que mayormente ocurren por contagio al convivir cercanamente con una persona enferma. Además, la vitamina C es necesaria para conservar la salud sin embargo, el ingerir vitamina C en exceso no evitará los contagios" comentó el doctor Ismael Piedra Noriega, pediatra del Hospital San José.

Durante la temporada invernal se elevan estos padecimientos, cuida y protege a los más pequeños del hogar y ante cualquier duda sobre su salud, acudir con un médico siempre será la mejor opción.

Fuente: Secretaría de Salud (Ssa).

BUSCA TU ESPECIALISTA