COMPARTIR

Últimas Noticias

Dejar de fumar, ¡sí es posible!

16  Junio  2014

Sabías que… después de una inhalación profunda de humo de tabaco, la nicotina tarda de seis a ocho segundos en llegar al cerebro.

Hablar de tabaquismo es una situación difícil ya que la tasa de mortalidad de los fumadores triplica a la de los no fumadores además, existen 25 enfermedades relacionadas con este hábito y la mayoría son terminales y no curables.

Se sabe que la autoestima, curiosidad y aceptación social son razones por las que una persona comienza a fumar aunque no se hace adicto inmediatamente, la mayoría empieza con uno o dos cigarrillos por semana, luego a varios en el día hasta que deben dejar sus actividades por irse a fumar, ahí ya no tienen el control de su adicción.

Pero, ¿a qué le llamamos adicción? al uso repetitivo y compulsivo de una sustancia, con el objetivo de obtener sus efectos químicos de recompensa o placer, o para evitar los efectos de castigo del síndrome de abstinencia.

"Cuando alguien deja de fumar entra en abstinencia, que es la falta de la nicotina, clínicamente ese efecto empieza inmediatamente, puede durar 48 horas y después todavía persiste el deseo de fumar hasta por seis semanas. Las personas con este síndrome son muy irritables, tienen insomnio, se la pasan queriendo fumar, presentan depresión con mucha ansiedad, enojo, dificultad para concentrarse, aumento de peso, sudoración, temblores y ritmo cardíaco acelerado.

El que es fumador es muy raro que diga ya no voy a fumar y lo deje. El paciente entra en un proceso que es la pre-contemplación en donde consume constantemente sin interés en dejarlo, de repente, empieza a pensar que es una buena idea dejar de fumar, ahí comienza con la contemplación, luego va con el médico, se logra convencer y hace el intento de dejarlo y qué sucede, entra en abstinencia y deja de fumar. Es muy raro que suceda en el primer intento, generalmente es después de varios intentos antes de hacerlo permanente", comentó el doctor Manuel Diaz Rodríguez, neumólogo del Hospital San José.

Como con toda adicción, es un proceso que requiere determinación y constancia. Si fumas, recuerda que al dejarlo no sólo tú te beneficiarás, si no también tu familia, amigos y hasta el medio ambiente. Pedir ayuda de un especialista y apoyo de quienes te rodean es el primer paso.

BUSCA TU ESPECIALISTA