COMPARTIR

Últimas Noticias

Día Mundial contra la Hepatitis 2015

28  Julio  2015

El 28 de julio se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis, enfermedad muy frecuente en la actualidad, por lo que te compartimos información importante sobre ésta.

La hepatitis es una inflamación del hígado. Por lo general es causada por diversos tipos de virus, que van de la A hasta la E. Es más común que hayamos escuchado hablar de las primeras tres variantes, las cuales a pesar de ocasionar la misma enfermedad, se contagian de diferente manera.

Hepatitis A: en general el contagio de este tipo de hepatitis tiene que ver con que una persona infectada prepare alimentos que luego son consumidos por otros o con malas condiciones sanitarias. La transmisión por medio de agua contaminada también es posible. Por lo general, la hepatitis A desaparece espontáneamente. En muchos casos la infección es leve y la mayoría de las personas se recuperan por completo.

Hepatitis B: se transmite por la exposición a sangre, semen y otros líquidos corporales infecciosos. También puede transmitirse de madre a bebé en el momento del parto o mediante transfusiones de sangre y productos sanguíneos contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables.

Hepatitis C: se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada. Hasta hace poco tiempo, no existían las pruebas adecuadas para garantizar que la sangre fuera segura. En la actualidad, es posible detectarlo y prevenir cualquier contagio relacionado con este padecimiento.

Aunque existen vacunas para prevenir la hepatitis A y B, para la hepatitis C no se ha desarrollado aún. En cualquier caso, es necesario cuidarnos, ya que no sabemos de qué manera se presente la enfermedad y qué impacto pueda tener en cada organismo.

Los síntomas de la hepatitis incluyen dolor o distensión abdominal, orina turbia, heces pálidas,  fatiga, fiebre leve, picazón, ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos), falta de apetito, náuseas y vómitos, y pérdida de peso. Es posible no presentar síntomas en el caso de la hepatitis B y C, por eso te recomendamos tomar medidas de prevención y evitar prácticas riesgosas.

Medidas Preventivas:

  • Ten medidas higiénicas suficientemente adecuadas para preparar los alimentos y para consumirlos: lavado de manos, aseo adecuado de la zona, desinfección de utensilios, entre otras. En casos de hepatitis aguda, aísla la vajilla y el baño del paciente al menos durante los primeros 10 días en que esté "amarillo".
  • Lleva una dieta normal. Los productos sin pasteurizar pueden resultar peligrosos.
  • Practica el sexo seguro y ten una pareja estable.
  • Exige productos desechables en casos de transfusiones, vacunas o inyecciones, y la máxima seguridad en el caso de transfusiones de sangre (realización de estudios que aseguren que no está contaminada con el virus de la hepatitis).
  • Preferiblemente no te hagas tatuajes, y de hacerlo, busca un lugar que tome todas las medidas de higiene necesarias para prevenir problemas.
  • No uses drogas, menos aún, inyectadas.
  • Limpia los derrames de sangre con una solución que contenga una parte de blanqueador por nueve partes de agua.  
  • Evita compartir artículos personales tales como rastrillos o cepillos de dientes.

Contáctanos:
Centro de Enfermedades Hepáticas, Digestivas y Nutrición Clínica
Teléfono: (81) 8040.6193

BUSCA TU ESPECIALISTA