COMPARTIR

Últimas Noticias

Día Mundial de la Hipertensión

17  Mayo  2015

Cada año, el 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión, por ello, te compartimos información importante sobre este problema de salud.

A nivel mundial, las enfermedades cardiovasculares son responsables de aproximadamente 17 millones de muertes por año, casi un tercio del total. Entre ellas, las complicaciones de la hipertensión causan anualmente 9.4 millones de muertes.

La hipertensión es la causa de por lo menos 45 por ciento de las muertes por cardiopatías, y el 51 por ciento de las muertes por accidente cerebrovascular.

En los países de ingresos bajos y medianos la hipertensión no sólo es más prevalente, sino que también hay más personas afectadas por ella, porque el número de habitantes de esos países es mayor que el de los países de ingresos elevados.

Además, a causa de la debilidad de los sistemas de salud, el número de personas hipertensas sin diagnóstico, tratamiento ni control de la enfermedad también es más elevado en los países de ingresos bajos y medianos que en los países de ingresos elevados.

Principales factores que contribuyen a la hipertensión y sus complicaciones

  • Factores y determinantes sociales:globalización, urbanización, envejecimiento, ingresos, educación y vivienda.
  • Factores de riesgo conductuales:dieta malsana, tabaquismo, sedentarismo y uso nocivo del alcohol.
  • Factores de riesgo metabólicos:hipertensión arterial, obesidad, diabetes e hiperlipidemia.
  • Enfermedades cardiovasculares:infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca y nefropatías.

Síntomas

La mayoría de los hipertensos no tienen síntomas. A veces la hipertensión provoca síntomas como cefalea, dificultad respiratoria, mareo, dolor torácico, palpitaciones o hemorragia nasal. Ignorar estos síntomas puede ser peligroso, pero tampoco se los puede interpretar siempre como indicativos de hipertensión.

Diagnóstico

Para medir la tensión arterial se utilizan dispositivos electrónicos, de mercurio y aneroides. Es preciso medir la tensión arterial durante algunos días antes de establecer el diagnostico de hipertensión.

La tensión se mide dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la tarde. Se toman dos mediciones consecutivas, con un intervalo mínimo de un minuto entre ambas y con la persona sentada. Las mediciones del primer día se descartan, y para confirmar el diagnóstico de hipertensión se toma el valor promedio de todas las restantes.

Fuente: Organización Mundial de la Salud 

BUSCA TU ESPECIALISTA