COMPARTIR

Últimas Noticias

Disfrutemos del verano con diversión y cuidado

18  Julio  2012

La gran mayoría de los accidentes de los niños ocurren en la cocina y en el cuarto de baño, por lo que es necesario tener especial atención en estas áreas del hogar.

Para los niños, los meses de verano representan diversión y juegos, pero para los adultos, el tiempo libre que tienen los hijos puede ocasionar algunos riesgos porque uno de los lugares más comunes en los que los niños pueden salir lastimados es el hogar, ubicándose entre las primeras cinco causas de muerte.

Al incrementarse el tiempo libre, la posibilidad de accidentes que involucran a pequeños se multiplica. De acuerdo a la doctora Aimeé Ruiz Flores, pediatra de  la Unidad de Emergencias del Hospital San José, los accidentes más comunes en el hogar son: caídas, heridas, golpes, intoxicaciones, alergias, quemaduras por incendios y explosiones, electrocución, asfixia e ingestión de cuerpos extraños.

La doctora Ruiz explica que muchas zonas de peligro para los niños empiezan con la letra "C", y comparte algunas recomendaciones de cómo prevenir accidentes que ocurren no sólo en verano:

  • Cuna:Los bebés deben dormir boca arriba para disminuir el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita Infantil. No deben usarse protectores de cunas, almohadas, peluches o colchas que puedan obstruir las vías aéreas del bebé. Además, se debe tener cuidado con los cordones de juguetes y persianas, ya que se pueden enredar en el cuello del bebé, y asegurarse que los barrotes de la cuna cumplan con las normas de diseño, para evitar que el niño meta la cabeza entre ellos y se lastime.
  • Cama:Si se coloca inadecuadamente a niños pequeños en la cama de los adultos se pueden presentar caídas. También se recomienda que adultos no duerman con niños pequeños en la misma cama, ya que la persona puede rodar o moverse dormido y lastimar al niño.
  • Cuarto:A partir de los ocho meses los niños pueden agarrar las cosas con las manos, llevarse objetos pequeños a la boca, resultando la obstrucción de las vías respiratorias. Los objetos que se presentan frecuentemente en las asfixias son: semillas, cuentas de collar, clavos, globos, juguetes que contienen piezas pequeñas, pilas de juguetes y relojes. Por ello es importante mantener seguras las zonas donde se mueve el niño y darle juguetes apropiados a su edad.
  • Casa y jardín:Mantener los lugares de paso libres de juguetes y muebles es importante para así poder evitar el riesgo de caídas, golpes, torceduras o raspones. Incluso es mejor si se añade protección a las esquinas filosas de los muebles, para que los niños no se corten ni se golpeen. Las tomas de corriente deben estar cubiertas para evitar que introduzcan los dedos u objetos. Vigilar que las instalaciones eléctricas y de gas se encuentren con adecuado funcionamiento.
  • Cuarto de baño:Aquí se originan caídas por estar el piso mojado y resbaladizo. Es recomendable usar pisos antiderrapantes o tapetes que eviten los resbalones. Las tinas son muy peligrosas porque los niños pequeños pueden ahogarse aún en niveles de agua de sólo 10 centímetros, por lo que los niños deben de estar en constante supervisión. Si se guardan medicamentos en el baño o en los cuartos, deben dejarse fuera de su alcance o bajo llave por el riesgo de intoxicaciones.
  • Cocina:Es el sitio más peligroso de la casa. Los niños pequeños no deben de estar cerca del horno, utensilios o comida caliente. Se recomienda que: los mangos de los sartenes y ollas apunten a la pared; guardar en un lugar seguro los objetos cortantes y punzo cortantes; los líquidos de limpieza y desinfectantes deben ser guardados en sus envases originales, nunca usar recipientes de bebidas que puedan confundir a los niños y mantenerlos fuera de su alcance. Además, no deben jugar con fósforos, cerillos, velas, ni juguetes con pólvora.

En el patio, todas las sustancias de limpieza y de jardinería como venenos, insecticidas, pinturas, solventes, abonos, entre otros productos, deben de permanecer fuera del alcance de los niños, de preferencia en un lugar bajo llave y seguro.

  • Alberca:Algunas familias tienen alberca en su casa, y en verano los niños pasan mucho tiempo en el sol y en el agua, lo más recomendable es siempre tenerlos a la vista cuando estén jugando y los niños que no sepan nadar del todo bien, cuenten con algún tipo de salvavidas o flotador. El sol también es causa de incomodidad en los niños, por lo que tener un protector solar es necesario, y de igual manera un repelente para mosquitos e insectos.

Hagamos de nuestro hogar un lugar seguro, evita riesgos innecesarios y recuerda prevenir.

BUSCA TU ESPECIALISTA