COMPARTIR

Últimas Noticias

El ABCD de la foto protección

21  Agosto  2014

Aléjate del sol, busca la sombra, cúbrete y haz una dieta balanceada.

Los protectores solares son variados y muy difundidos en la sociedad, sin embargo, es bueno saber cuáles realmente te sirven para la foto protección.

La doctora Laura Isabel Ramos, dermatóloga pediátrica, indicó que primero tenemos que saber la diferencia entre un protector y otro, y los tipos de riesgos relacionados con la exposición al sol,  como pueden ser las quemaduras y cáncer de piel (melanomas y no melanomas).

Un foto protector debe ser de amplio espectro y proteger de los rayos ultravioleta de tipo UVA y UVB, con un factor de protección mayor a 30 y dependiendo de la condición de la persona, si es un niño, un adolescente o un adulto.

Los tipos de protectores son físicos y químicos. Los primeros, también llamados inorgánicos, tienen mayor espectro de protección y se buscan más para bebés y niños, ya que sólo contienen óxido de zinc. Los químicos, por su parte, su presentación es normalmente en spray o gel y los utilizan para adultos.

Otro factor considerable en el uso de estos productos es la resistencia al agua, anteriormente se pensaba que el protector era totalmente resistente, ahora sabemos que si en su etiqueta marca como "muy alta resistencia al agua", significa que puede durar hasta 80 minutos en inmersión y después hay que volvérselo a aplicar para no perder la protección, y si señala "alta resistencia al agua", quiere decir que soporta hasta 40 minutos. La cantidad de aplicación es variable pero la adecuada para un adulto promedio es de 30 mililitros para cubrir toda la superficie de la piel.

Sobre la caducidad del producto, es de un año después de que fue abierto, no se puede usar de verano a verano porque pierde sus propiedades de protección.

Un punto importante es el hecho de que la radiación solar va en aumento desde las 10 de la mañana y disminuye a partir de las cuatro de la tarde, por lo que siempre se deberá buscar la sombra como mejor protección, incluso esta medida es la primera línea de protección, las que le siguen son el uso de ropa de protección solar que ya se puede conseguir en algunas tiendas comerciales de la ciudad o por internet, luego el foto protector y por último evitar las camas de bronceado, consideradas un peligro igual al asbesto o al consumo de tabaco.

Hay que recordar que el uso del protector solar no exime de daños del sol, es mejor considerar el ABCD de la foto protección:

  • Alejarse del sol.
  • Buscar la sombra evitando los horarios de mayor radiación entre el mediodía y las dos de la tarde.
  • Cubrirse con ropa apropiada ya sea con factor de protección, lentes o sombreros anchos.
  • Dieta balanceada rica en vitamina D.

BUSCA TU ESPECIALISTA