COMPARTIR

Últimas Noticias

El infarto y la hemorragia cerebral no son un juego

29  Octubre  2014

El 29 de octubre de cada año, se conmemora el Día Mundial Contra el Infarto y la Hemorragia Cerebral con el objetivo de crear conciencia en la población de que ambos padecimientos son una emergencia médica.

Ambos son considerados "accidentes cerebrovasculares", pero su definición es diferente:

  • Infarto cerebral: ocurre cuando un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro se bloquea por un coágulo de sangre.
  • Hemorragia cerebral: sucede cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe.

Factores de riesgo

Para los accidentes cerebrovasculares como el infarto y la hemorragia cerebral, la hipertensión es su principal factor de riesgo. Otros incluyen el padecer diabetes, colesterol alto, fibrilación auricular, tener antecedentes familiares de la enfermedad y, ser mayor de 55 años de edad y de población afroamericana.

Además, quienes presentan alguna cardiopatía o mala circulación en las piernas causada por estrechamiento de las arterias o tienen un estilo de vida no saludable (fuman, ingieren muchas grasas y no hacen ejercicio) aumentan sus probabilidades de presentar un infarto o hemorragia cerebral. Las mujeres que toman anticonceptivos, especialmente si fuman y son mayores de 35 de años, también tienen un riesgo mayor.

Signos para identificarlos

Es importante señalar que en muchas ocasiones, los síntomas se manifiestan sin previo aviso. Presentar:

  • Debilidad o desviación de la cara hacia un lado.
  • Debilidad o entumecimiento de una parte del cuerpo.
  • Lenguaje alterado.
  • Mareo.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Visión borrosa.

Son signos que alertan sobre un posible infarto o derrame cerebral y se debe acudir de inmediato a algún centro hospitalario para recibir atención.

Prevenir está en ti

Tener la presión arterial a niveles normales, evitar el consumo de alimentos con alto nivel de colesterol y grasa, mantener un peso normal, evitar situaciones de estrés, no fumar, no ingerir alcohol en exceso, hacer ejercicio regularmente y mantener controladas enfermedades como diabetes, obesidad y arritmias cardíacas, así como el nivel de ácido úrico, ayudarán a prevenir estos padecimientos que pueden acarrear problemas incapacitantes o hasta la muerte. 

BUSCA TU ESPECIALISTA