COMPARTIR

Últimas Noticias

El VIH durante el embarazo

13  Diciembre  2016

Si estás embarazada e infectada con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), tu bebé está en riesgo de contraerlo.

El VIH entra en la sangre por medio de líquidos corporales, como de sangre o semen, invadiendo y destruyendo las células, ocasionando que el organismo no pueda combatir enfermedades.

Pueden transcurrir varios meses o años antes de que la infección del VIH se convierta en SIDA.

¿Cómo se puede contagiar al bebé con el VIH?

"Durante el embarazo, el VIH podría atravesar la placenta e infectar al bebé. En el parto, éste puede estar expuesto al virus al entrar en contacto con la sangre de la madre y con otros líquidos. El virus también se puede transmitir al amamantar", explica el doctor César Adrián Martínez Longoria.

Algunas recomendaciones a considerar para evitar el contagio son las siguientes:

  • Tomar una combinación de medicamentos contra el VIH durante el embarazo.
  • Tener al bebé mediante un parto por cesárea si las pruebas de laboratorio revelan que el nivel del virus es alto.
  • Administrar al bebé un medicamento contra el VIH cuando nazca.
  • No amamantar.

Cuando se siguen estas recomendaciones, alrededor del 90 por ciento de las mujeres infectadas no transmiten el virus a sus bebés.

A los recién nacidos de las madres infectadas se les recomienda la prueba de detección del VIH a los 14 o 21 días de nacidos, entre los meses 1 y 2 y de nuevo entre los meses 4 y 6.

Si la pareja tiene VIH y quieren tener un bebé, ¿es posible embarazarse?

"Sí es posible, pero la pareja tiene que estar bajo tratamiento a través de medicamentos para reducir la cantidad de virus y así disminuir las probabilidades de que el bebé nazca con el VIH.

Otra opción es realizar una limpia del semen o de los espermatozoides", comenta el especialista en infectología pediátrica.

¿Qué es lo ideal para que el bebé no nazca con el VIH?

Se programa a la paciente con una cesárea para sacar al bebé antes de que inicie el trabajo de parto normal y evitar que el recién nacido se contagie.

Cuando nace el bebé, es fundamental tratarlo con medicamento en sus primeras horas de vida. 

La infección del VIH es un problema grave de salud con consecuencias a largo plazo para la salud de la mujer y el bebé. Los medicamentos contra el virus pueden ayudar a que las personas con esta infección se mantengan sanas por mucho tiempo y reducir la probabilidad de transmitir el virus. Actualmente, no hay una vacuna para prevenir la infección del VIH. 

BUSCA TU ESPECIALISTA