COMPARTIR

Últimas Noticias

Emergencia real o sentida: ¿cuándo sí es una urgencia?

14  Diciembre  2012

La salud es lo más importante y cuando se presenta una enfermedad o lesión nos preocupamos. Sin embargo, no en todos los casos es necesaria la atención médica inmediata.

Las salas de emergencias de los hospitales están diseñadas para recibir los casos de personas que necesitan atención médica urgente y para aquellas que por diferentes razones, sean estas directas o indirectas, no pueden o quieren ir a consultar de manera externa.

Los médicos, técnicos, personal de enfermería de estas salas están entrenados para reaccionar de manera inmediata y bajo presión. Además deben saber de tomar decisiones importantes sobre el paciente en periodos cortos de tiempos.

Es por esta razón que las emergencias tienen dos clasificaciones: emergencia real y emergencia sentida.

 

Cómo identificarlas

La emergencia real es aquella que pone en peligro la integridad física y/o la vida de la persona y en la cual el tiempo de reacción y atención es sumamente importante. Estas situaciones críticas pueden ir desde un desmayo, accidente automovilístico hasta un ataque cardiaco.

La gran diferencia entre lo anterior y la emergencia sentida es que el paciente no se encuentra en riesgo de morir. Esta situación es una emergencia por que la persona siente dolor agudo o crónico y siente que su vida puede correr peligro. Otra cosa que cabe destacar es que en algunas ocasiones son los familiares los que temen por la salud del paciente y deciden ir a una sala de emergencias.

No se debe de subestimar cualquier cambio notable en la salud de uno mismo o de algún familiar o amigo, pero sí se debe de tener en cuenta que cuando se visita una sala de emergencias también hay personas que están ahí por razones más serias que las propias.

Para garantizar la salud de todos los pacientes en el menor periodo de tiempo y con la mayor eficiencia posible, Eloísa Contreras, Coordinadora de Emergencias del Hospital San José explica que se clasifica a los pacientes por prioridades:

  • Azul:no urgente. El paciente presenta un problema pero no de gravedad.
  • Verde:estado delicado. El paciente presenta condiciones clínicas menos severas y la evaluación y tratamiento se puede hacer entre 2 y 4 horas.
  • Amarillo:grave potencial. El paciente se encuentra en condiciones graves pero sin amenaza inmediata a la vida, a miembros del cuerpo y/o a los sentidos. Sin embargo, la situación puede empeorar rápidamente. El diagnostico y el tratamiento se debe de hacer en menos de una hora.
  • Naranja:estado crítico. El paciente se encuentra en condiciones críticas que amenazan la vida, a miembros del cuerpo o a los sentidos.
  • Rojo:resucitación. El paciente presenta algún código de emergencia o paro cardiorrespiratorio y necesita atención inmediata para salvarle la vida.

Si se siguen estas guías, el personal médico puede garantizar  la mejor atención para los pacientes, la tranquilidad de los familiares y amigos y un buen ambiente de trabajo en la sala de emergencias del hospital. 

BUSCA TU ESPECIALISTA