COMPARTIR

Últimas Noticias

Hermanos de sangre y ahora, de riñones

28  Enero  2014

La familia siempre será el pilar de nuestra vida y quienes nos acompañan en el camino por la vida. Esto quedó demostrado con María Elena y Víctor Cetina quienes, además de ser hermanos de sangre, lo son de riñones. Víctor necesitaba un riñón y su hermana María Elena se lo donó.

Víctor acudió con el doctor Alejandro Valdés, especialista en Nefrología del Hospital San José, a principios del 2013 para una revisión porque se sentía muy cansado. El doctor Valdés le pidió que se hiciera unos análisis y éstos arrojaron que sus riñones estaban funcionando al 9 por ciento de su capacidad y por ende, padecía insuficiencia renal crónica y debía someterse a diálisis inmediatamente.

Comenzó el tratamiento, pero aun así requería de un trasplante de riñón. Se inscribió en la lista de espera pero su hermana María Elena tomó la decisión de ser ella la donadora, "tomar la decisión fue fácil, lo complicado fue la espera porque mi hermano entró a diálisis en enero y el trasplante fue en julio. Quizás no fue tanto tiempo, pero a mí me parecía eterno y quería que todo pasara muy pronto y que mi hermano ya no tuviera que pasar por lo complicado de entrar a diálisis cada tercer día", comentó María Elena.

Después de varios estudios para evaluar la compatibilidad entre ellos y de asegurarse que ambos estaban bien, el 31 de julio de 2013, en el Hospital San José, se realizó la donación y el trasplante de ese riñón que le cambiaría la vida a ambos.

"El trasplante de riñón claro que cambió mi vida, me hizo acercarme a Dios, ser más consciente que uno debe de cuidar su salud, esto que me paso a mí fue por ignorancia y por no cuidar mi salud, después de esa enfermedad leo mucho sobre la insuficiencia renal y cómo cuidar el riñón después del trasplante, me sigo cuidando como cuando estaba enfermo, además de seguir al pie de la letra todas las indicaciones del doctor Valdés", externó Víctor.

"Mi vida es mejor ahora, mejoré mi estilo de vida, mi alimentación es sana y ahora hago ejercicio regularmente, me siento mucho mejor que antes; además estoy feliz de saber que mi hermano está súper bien, cuidándonos mucho y comprometida con Dios, con la vida y con muchas ganas de poder ayudar en algo, contando mi experiencia a quienes se encuentren en una situación similar", platicó María Elena.

Han pasado más de seis meses desde esa gran experiencia y tanto María Elena como Víctor se encuentran totalmente recuperados, retomando sus actividades.

Un equipo comprometido en ayudar a su recuperación

"Mi recuperación fue excelente, la atención de todas las enfermeras del piso donde estaba recuperándome fue muy profesional y todas ellas tratan a los pacientes con mucho cariño y dedicación como sí únicamente atendieran a uno solo, son unas excelentes trabajadoras y personas", añadió Víctor.

"Estuve muy bien atendida, muy cuidada, empezando por el doctor Valdés y todo su equipo de doctores, todas y cada una de las personas que trabajan en el Hospital nos trataron maravillosamente y aún ahora, después de más de seis meses, sigo recibiendo atenciones de ustedes, muy profesionales y comprometidos con la salud", comentó María Elena.

La donación y trasplante de órganos permiten que alguien más continúe su camino

Víctor tuvo la fortuna de que su hermana María Elena lo apoyara y fuera su donadora de riñón pero existen muchas personas que están a la espera de un órgano y no siempre llega.

"A todas las personas que están en espera de un trasplante les diría que le sigan pidiendo a Dios y que se sigan cuidando para poder recuperar su salud. Todas las personas deberíamos tener en cuenta la cultura de la donación de órganos porque eso es algo maravilloso, el poder darle nuevamente vida a otro ser", puntualizó Víctor.

"A todos les diría que si tienen la oportunidad de donar, lo hagan. El valor que tiene la vida después de vivir la experiencia de la donación es mucho mayor; saber que un ser querido tiene la oportunidad de vivir con mejor salud es invaluable. Cuando leía lo bien que estaban las personas que vivieron una donación y un trasplante, tenía mis dudas; ahora sé que es cierto, todo es mucho mejor. Estoy agradecida con Dios y con mi hermano, por darme la oportunidad de vivir esta experiencia", finalizó María Elena.

 

Contáctanos
Centro de Trasplantes Multiorgánicos
Teléfono: (81) 8347.1010 Ext. 3223 y 2423

BUSCA TU ESPECIALISTA