COMPARTIR

Últimas Noticias

Hipertensión arterial, ¿vives con ella sin saberlo?

07  Junio  2016

La hipertensión arterial, también conocida como alta presión, es un padecimiento en el cual la sangre bombeada por el corazón ejerce, precisamente, una presión más fuerte de la normal contra las arterias. Con el paso del tiempo, esto provoca que el corazón tenga que realizar un mayor esfuerzo, elevando el riesgo de daño al mismo, y a los vasos sanguíneos de órganos tan importantes como el cerebro y los riñones.

"Al vivir con alta presión no controlada, el corazón puede ensancharse provocando insuficiencia cardíaca, sufrir un infarto o desarrollar aneurismas. La sangre puede filtrarse al cerebro y provocar un accidente cerebro vascular. También puede haber en el paciente problemas renales, ceguera y deterioro de sus capacidades cognitivas", explica el doctor Mario Alonso Treviño Salinas.

Es muy importante tomar en cuenta que muchas veces la hipertensión no presenta síntomas. Por ello se le conoce como el "asesino silencioso". En ocasiones puede haber dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre. Lo mejor es un monitoreo regular de la presión para tener un seguimiento de tu organismo y saber si algo está fuera de los parámetros saludables.

Entre los factores de riesgo para que la presión arterial salga de sus límites normales, que son aproximadamente de 120 mm Hg (sistólica, cuando el corazón late)-80 mm Hg (diastólica, cuando el corazón se relaja), están los siguientes: consumo de tabaco, una dieta poco saludable, alta en sal, embutidos y alimentos procesados, uso excesivo del alcohol, inactividad física, exposición a un estrés permanente, obesidad, colesterol alto y padecer diabetes.

Cuando la presión llega a valores de 130/ 90, entonces podemos hablar de que está elevada. La buena noticia es que sí podemos tomar medidas en nuestra vida para prevenir esta enfermedad:

  • Consume menos sal
  • Lleva una dieta equilibrada
  • Evita el uso excesivo de alcohol
  • Haz ejercicio regularmente
  • Conserva un peso adecuado a tu estatura
  • Evita el tabaco

Si bien existen medicamentos que permiten controlar la hipertensión, lo mejor es evitar que este padecimiento aparezca. Lleva una vida saludable, cuida tus hábitos y si sientes que algo no está bien con tu cuerpo, acude a tu médico para que te revise y en caso necesario, recibas atención oportuna.  

BUSCA TU ESPECIALISTA