COMPARTIR

Últimas Noticias

La autoexploración le brindó una oportunidad de vida

01  Marzo  2011

Un procedimiento que debe ser rutinario para cualquier mujer, en diciembre de 2010 ayudó a que Irgla Guzmán Treviño salvara su vida sin tener secuelas.

La autoexploración de senos es una técnica que se utiliza como método de prevención para el cáncer de mama, es fácil llevarla a cabo y no necesitas más que cinco minutos de tu tiempo.

Irgla, de 49 años de edad, por medio de este procedimiento pudo detectarse un 'bulto' en su mama izquierda por lo que acudió al Centro de Imagen Diagnóstica y Tratamiento de Mama del Hospital San José para realizarse una mamografía.

"Inicié hace algunos meses mi autoexploración mamaria ya que participé como actriz voluntaria en un video para promoverla a través de Unidas Contigo A.C. y cuál sería mi sorpresa que gracias a ello, meses después, palparía una textura diferente en mi seno izquierdo" comentó Irgla Guzmán, sobreviviente de Cáncer de Mama.

Del diagnóstico al tratamiento

Su caso fue evaluado por el equipo de médicos que conforman este centro y decidieron someterla a una biopsia percutánea guiada por ultrasonido obteniendo como resultado la confirmación del diagnóstico: tumor en etapa I.

Que ese tumor se encontrara en su primera etapa ayudó a que se acrecentaran sus posibilidades de curación y así fue. Como primer tratamiento, el 23 de diciembre de 2010, a Irgla se le realizó una cirugía conservadora de seno para extirparle el tumor.

"Después de recuperarse de la cirugía conservadora de seno que fue muy rápida (un día), se le practicaron exámenes de hígado y pulmones resultando sanos y libres de metástasis (propagación de un foco canceroso a un órgano distinto de aquel en que se inició)".

Está muy satisfecha con el resultado estético de la cirugía conservadora de seno y al final lo único que quedan son las cicatrices de la cirugía" agregó el Dr. Servando Cardona, Cirujano Oncólogo del Centro de Tratamiento de Mama del Hospital San José.

Además, fue sometida a una nueva técnica llamada ganglio centinela, que sirve para evaluar los ganglios de la axila y de este modo saber si es necesario realizar una limpieza a todos los ganglios o si se pueden quedar en la paciente.

Actualmente, está por comenzar su quimioterapia intravenosa con el fin de disminuir el riesgo de que el tumor regrese y para finalizar con su tratamiento se le dará radioterapia y un medicamento (bloqueador hormonal) que deberá tomar durante cinco años.

Fortaleza, agradecimiento y compromiso para vivir

Enfrentar un problema de esta índole estimula a ya no desperdiciar las oportunidades que te da la vida, cambias tú y todos los que te rodean dándole importancia a cada segundo que comparten.

"De mis dos hijos, he recibido lo que pedí a Dios les diera desde el momento que supe el resultado: fortaleza y sabiduría, al igual que a mis padres quienes son apoyo permanente e incondicional en mi vida, mis hermanos, mi familia y amigos; a mí 'hermana adoptiva' quien es sobreviviente de cáncer y me ha tomado de la mano para acompañarme en todo momento".

Estoy y viviré profundamente agradecida por el apoyo que he recibido, por este misterio que me llevó a través de la autoexploración a salvar mi seno y mi vida, hay un nuevo compromiso en mi y es hacer de esta situación que me ha tocado vivir, una experiencia que pueda trascender" añadió Irgla.

El caso de éxito de Irgla Guzmán Treviño es un claro ejemplo de que la prevención y detección oportuna te ofrecen una oportunidad para conservar tu salud, el cáncer de mama no conoce de niveles sociales, de educación ni de rasgos físicos, cualquier mujer puede padecerlo.

Es mejor no ser parte de las estadísticas y realizar una autoexploración mínimo una vez al mes.

BUSCA TU ESPECIALISTA