COMPARTIR

Últimas Noticias

Lactancia materna: se benefician tu bebé y tú

29  Agosto  2012

El cuerpo de la mujer embarazada se prepara para realizar el proceso de lactancia durante los nueve meses de gestación.

La lactancia es un periodo que permite la creación de un vínculo afectivo de la madre y el recién nacido además de tener un gran número de beneficios para la salud de ambos.

El éxito de la lactancia depende de la educación y la información sobre el tema durante el embarazo. Se recomienda que sea el único alimento del bebé durante sus primeros 6 meses de vida.

 

Existen varios tipos de alimentación lactante:

  1. Lactancia materna exclusiva: consiste en alimentación basada únicamente en la leche materna.
  2. Lactancia materna predominante: caracterizada por alimentar al lactante con leche materna y líquidos tales como agua o zumos.
  3. Lactancia materna complementaria: es leche materna combinada con alimentos sólidos y líquidos.

 

Un recién nacido debe ser alimentado cada 2 ó 3 horas con la finalidad de evitar la deshidratación y que reciba la cantidad de leche necesaria para su desarrollo.

 

Beneficios para el bebé

La leche materna le aporta al bebé todos los nutrientes que necesita para mantenerse sano y "se ha comprobado que contiene más cantidad y mejor calidad de hidratos de carbono (azúcares), proteínas, riboflavina y vitamina D que la leche artificial, lo que hace mas fácil su digestión" comenta el doctor Mario Héctor Mejía Robledo, ginecólogo.

Cuenta además con anticuerpos que lo protegen de algunas enfermedades. Otro aspecto importante es que el cerebro del bebé se desarrolla durante el primer año de vida y los componentes de la leche humana benefician este proceso.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) asegura que los niños que fueron criados con pecho tienen desde un 50% a un 95% menos infecciones que aquellos que fueron criados con biberón.

 

Beneficios para la madre

La mamá también obtiene grandes beneficios con la lactancia. Al amamantar, el cuerpo femenino produce una hormona que permite que el útero o matriz  regrese a su tamaño y posición original. Además, reduce las hemorragias postparto, el riesgo de cáncer de mama y ovario; y debido a que la producción de leche consume calorías, ayuda a recuperar el peso que se tenía antes del embarazo.

Ser madre es una de las experiencias más importantes que una mujer puede vivir y parte de ella es alimentar a su bebé. El ginecólogo es el especialista a quien las futuras mamás pueden consultarle todas las dudas que tengan sobre la lactancia materna, es para su beneficio y el del bebé.

 

Recomendaciones para el éxito de la lactancia materna.

  1. Sea una madre tranquila y feliz.
  2. Además de lavarse el pezón antes de prendérselo, no olvide hacerlo también al terminar, para evitar su inflamación.
  3. Préndase al bebito lo más pronto posible después de su nacimiento.
  4. Préndaselo a libre demanda, sin fijar horarios.
  5. Préndaselo 15 minutos de cada lado.
  6. En cada prendimiento, amamantar al bebito de un sólo seno. Si queda algo necio prenderlo algunos minutos en el otro seno.
  7. Empiece con el seno que terminó.
  8. No dé leche artificial ni agua.


BUSCA TU ESPECIALISTA