COMPARTIR

Últimas Noticias

Los riesgos de la sobrehidratación

19  Mayo  2014

Excederse en la ingesta de agua puede tener graves consecuencias para el cuerpo humano, ya que puede desencadenar problemas cardiovasculares, cerebrales y en los riñones.

Tal vez se piense que beber demasiada agua es benéfico para el cuerpo, y lo es, siempre teniendo una moderación, pero qué pasa cuando se exceden los límites de líquido en el organismo.

A esto se le llama sobrehidratación, que consiste en un exceso de consumo de líquidos y se ingiere más agua de la que se elimina, por lo que se puede producir un colapso en los riñones   -encargados de filtrar el agua-, así como problemas cardiovasculares y cerebrales.

"El tomar demasiado líquido en corto tiempo conlleva a que el riñón trabaje de más, y entonces se pierda una mayor cantidad de minerales corporales y se presente una deshidratación. La gente lo que hace en cada micción es incrementar la frecuencia y genera que ésta no sea agua sola, sino que lleve algunas sustancias corporales que son elementales, bajen ciertos minerales y se tenga una deshidratación que genera una hinchazón.

Las personas se sienten abotagadas de las articulaciones, sienten las manos hinchadas porque es una deshidratación que hace que las sustancias que deben mantener la permeabilidad de la sangre se pierdan y entonces el líquido intravascular se salga al tejido", explicó el doctor Constancio Ponce González.

De acuerdo con elEuropean Hydration Institute(EHI, por sus siglas en inglés), la sobrehidratación crónica leve se da en algunos pacientes con enfermedad mental (esquizofrenia, en su mayor parte), pero las formas leves, normalmente denominadas "polidipsias psicógenas", pueden darse en personas aparentemente sanas.

Además, la ingesta inmoderada de líquido se presenta en cualquier persona que ingiera demasiada agua y no reemplace adecuadamente los minerales que se pierden con el sudor, pero también corren riesgo los deportistas de alto rendimiento y la gente que se ejercita durante más de cuatro horas diarias.

Entre los principales síntomas que se presentan están: ganancia de peso, confusión, mareos, náusea, fatiga severa, falta de coordinación, dificultad para respirar, inflamación de manos y pies, dolor de cabeza con punzadas, calambres, estomago inflamado y convulsiones.

¿Qué medidas de prevención seguir para atender a una persona que sufre sobrehidratación?

"La restricción de líquidos es lo primero que se hace, en algunas personas que a pesar de eso son compulsivas se requiere el uso de diuréticos para tratar de que el agua salga, pero la principal medida es dejar de tomar agua o tratar de cambiar por sustancias que tengan un poco más de minerales para reponer, es ahí donde estas sustancias energetizantes juegan un buen papel", indicó el doctor Ponce González.

BUSCA TU ESPECIALISTA