COMPARTIR

Últimas Noticias

María Ethel: padecimiento complejo, reto superado

02  Noviembre  2016

El doctor José Fernando De la Garza, ortopedista pediatra en TecSalud, recibió en el año de 1991 a una pareja que llevaba a consultar a su pequeña hija de entonces un año de edad aproximadamente... en un archivo electrónico perfectamente organizado llevaban el puntual registro de múltiples fracturas, inmovilizaciones, tiempo de reposo y demás circunstancias relacionadas con el padecimiento de María Ethel, diagnosticada con osteogénesis imperfecta, un padecimiento poco frecuente conocido también como "huesos de cristal".

"En la osteogénesis imperfecta, la matriz ósea tiene algunas deficiencias, lo cual hace que ésta sea frágil, provocando fracturas, acortamientos en las extremidades, limitaciones en la vida de las personas. Estos pacientes requieren un apoyo muy importante del médico ortopedista", nos comenta el doctor De la Garza. "Este padecimiento tiene diversas presentaciones, desde una leve, hasta formas severas, donde los niños nacen ya con algunas fracturas, llegando a ser en ciertos casos, incompatible con la vida".

Estadística: 1 en 20 mil nacidos nace con esta condición

María Ethel recibió atención adecuada en el momento preciso. Gracias a la oportuna intervención del doctor De la Garza, y de todo el equipo médico y de enfermería del Hospital San José, luego de una serie de cirugías, ella logró caminar, y continuar con su vida hasta graduarse de la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey.

Al respecto de los pacientes con osteogénesis imperfecta, el doctor De la Garza agrega: "en estos casos buscamos acompañar al paciente hasta que termine de crecer, para que pueda lograrlo sin deformidades, y que pueda tener la mejor función posible. Buscamos, a través del tiempo, estabilizar y dar una estructura más rígida a los huesos". Afortunadamente, hoy en día existen medicamentos que se están empleando para que la estructura del hueso se mantenga más sólida y con menos fracturas. "A María Ethel la comenzamos a tratar operando sus dos tibias, luego cada fémur, para que sus huesos no se deformaran y pudiera empezar a caminar. Afortunadamente para ella, sus papás se hicieron expertos en el tema, buscaron mucha información, y su apoyo definitivamente fue pieza clave para que lograra llegar a donde se encuentra hoy. Cuando vino a enseñarme hace poco su título de medicina, me conmovió mucho. Definitivamente el suyo es un caso que nunca olvidaré en mi carrera".

El caso de María Ethel ha sido un caso excepcional, porque a pesar de ser un caso de afección severa, su evolución ha sido extraordinaria. Tiene mucho que ver también su carácter, ya que ella lo ha tomado como un reto, y ha salido adelante con gran éxito. Aunque una parte del tratamiento de Ethel fue en los Estados Unidos, sus primeras operaciones se realizaron en el Hospital San José y resultaron un éxito. Fueron la base que le permitieron avanzar hacia lo que hoy es.

¿Y qué desea María Ethel para su futuro? Dedicarse a la investigación y el apoyo a otras personas con una condición similar: "Yo escogí el Tec de Monterrey para estudiar por su programa de investigación, porque también podemos ir al extranjero, y regresar aquí a aplicar los conocimientos. Le tengo mucho cariño al Hospital San José, es el lugar donde me operaron mis primeros años de vida, se me hacía todo un reto llegar al mismo lugar, pero ahora como profesional, para apoyar a otras personas en mi condición. Sí he tenido que ajustar mis objetivos profesionales a mis capacidades físicas, pero he recibido mucho apoyo de parte de la Escuela de Medicina y de la gente que tengo cerca. Aunque que no tengo la misma habilidad física que mis compañeros, eso no fue impedimento para graduarme. Haber sido paciente del Hospital San José, y pasar 5 años de carrera en la Escuela de Medicina del Tec de Monterrey, hacen que hoy en día vea a TecSalud como mi casa".

BUSCA TU ESPECIALISTA