COMPARTIR

Últimas Noticias

Mas vale prevenir que llegar a Emergencias

08  Enero  2013

La prevención es la clave para evitar un viaje a Emergencias.

Todo el mundo en algún momento ha sufrido en alguna ocasión de sus vidas lesiones de diferentes grados de magnitud. Cuando estas heridas son de consideración, entonces lo más prudente es buscar atención médica, ya sea como consulta externa o en una sala de emergencias.

Estar en un consultorio médico o en una sala de espera para conseguir tratamiento puede ser un proceso tedioso, cansado y largo, algo que nadie disfruta. Para evitar estas molestias, lo mejor que se puede hacer es prevenir.

La Secretaria de Salud de Nuevo León lista los accidentes infantiles más comunes en invierno y cómo prevenirlos.

 

Sofocación

Los bebés son muy delicados y por lo mismo sentimos la necesidad de protegerlos, pero si no tenemos cuidado podemos perjudicar más que ayudar.

  • El bebé debe dormir en una superficie firme y boca arriba.
  • Evita arroparlo excesivamente.
  • Trata de no dormir en la misma cama que él.
  • En la cuna no debe haber juguetes, almohadas, objetos o sábanas sueltas.
  • Antes de acostarlo, asegúrate de que haya eructado el aire de su estómago.
  • Mantén descubierta su cabeza.

 

Cuando hace frío

  • Cuando esté encendido un calentador, estufa u horno dentro de la casa, asegúrate de tener una ventana abierta para evitar la acumulación de gases, y nunca los dejes prendidos en la noche.
  • Mantén a los niños lejos de las fuentes de calor, las luces navideñas y extensiones eléctricas.
  • Desconecta las luces navideñas antes de acostarte.
  • No enciendas velas dentro de la casa, ni las dejes prendidas durante la noche.
  • Revisa que las instalaciones eléctricas se encuentren en buen estado.
  • No dejes los aparatos eléctricos conectados todo el día, así evitas el riesgo de cortos circuitos.
  • Nunca enciendas braseros dentro de la casa.

 

Caídas

La época navideña es un poco ajetreada  y por esa misma razón es importante mantener a los niños seguros. Además, debido a que los niños son curiosos y aventureros, estos son más propensos a tener caídas y golpes.

  • Nunca dejes a tu bebé solo en sillas, sillones, camas o lugares muy altos.
  • No quieras tenerlo en brazos todo el tiempo. Colócalo en un lugar seguro.
  • Si es posible instala barreras o barandales en tu casa para que tu hijo no llegue a las escaleras o cuartos que puedan ser peligrosos para él.
  • Si tienes decoración navideña en tu casa, cuida que no estorbe en el piso o que obstruya el paso. También revisa que no tenga piezas desprendibles que el niño se pueda llevar a la boca.

BUSCA TU ESPECIALISTA