COMPARTIR

Últimas Noticias

Operan a bebés antes de nacer con fetoscopía operatoria, ya disponible en el HSJ

14  Septiembre  2011

Enfermedades como el Síndrome de Transfusión Feto Fetal y la Hernia Diafragmática Congénita, entre otras, pueden atenderse antes de la semana 26 de embarazo y mejorar notablemente expectativas de vida de los bebés.

Las innovaciones tecnológicas y las mejores prácticas de salud del Hospital San José Tec de Monterrey están al servicio de todos, incluso, de los seres más pequeños: los bebés que todavía no nacen.

A través de la fetoscopía operatoria se pueden resolver problemas prenatales evitando su evolución natural y secuela, siempre y cuando se diagnostiquen correctamente y a tiempo, antes de la semana 26 del embarazo, informó el doctor Hugo Alfredo Rangel Nava.

El ginecólogo y experto en medicina fetal y embarazo de alto riesgo, con entrenamiento en fetoscopía en el Hospital Vall d'Hebron, de Barcelona, España, explica que el Síndrome de Transfusión Feto Fetal se presenta en el 15 por ciento de los embarazos gemelares monocoriales, es decir, gemelos idénticos que comparten una misma placenta.

En estos casos, detalló el doctor, los vasos sanguíneos que deben ir del bebé a la placenta y viceversa, se intercomunican con los del otro bebé, provocando un desequilibrio en el volumen sanguíneo de ambos gemelos, donde uno de ellos recibe mucha sangre y otro muy poca.

Esta condición arriesga la vida de ambos, pues mientras el que recibe mucha sangre puede desarrollar una insuficiencia cardiaca, el que recibe poca sufre precisamente por la falta de volumen sanguíneo.

"La idea es ir a coagular, cerrar esas comunicaciones con el láser, y ya no se comunican los vasos sanguíneos de feto con el otro, ya cada uno se queda con su territorio placentario y sus propios vasos, es decir que su vasos van a la placenta y regresan a él", detalló.

Mientras que sin la cirugía, la mortalidad de ambos bebés es del 90 por ciento, con el tratamiento, la posibilidad de que sobrevivan los dos gemelos es del 70 por ciento, y de que al menos uno sobreviva es del 85 al 90 por ciento.

Otra enfermedad para la que puede indicarse la fetoscopía es la "Hernia Diafragmática Congénita", en la que al no desarrollarse adecuadamente el diafragma del bebé, parte de los órganos del abdomen pueden pasarse al tórax, impidiendo el adecuado desarrollo de los pulmones.

En estos casos, la fetoscopía permite llevar un balón de valvuloplastía cardiaca a la tráquea del bebé, para motivar el desarrollo de los pulmones y permitirle nacer y ser atendido quirúrgicamente de la hernia, pero con mucho más probabilidades de sobrevivir.

Mayores informes en el departamento de Radiología del Hospital San José Tec de Monterrey.

Teléfono (81)8347-1010 ext. 8366 y 8367.

BUSCA TU ESPECIALISTA