COMPARTIR

Últimas Noticias

Prevén la enfermedad renal

13  Marzo  2014

¿Sabías que una persona puede perder hasta el 90 por ciento de su función renal antes de experimentar síntomas?

El Día Mundial del Riñón se celebra cada segundo jueves de marzo y tiene como objetivo crear conciencia y sensibilizar a las personas sobre la importancia de los riñones para la salud en general. Cada año se elige un tema diferente y en el 2014 se centra la atención en la enfermedad crónica del riñón y el envejecimiento.

Los riñones están situados profundamente en el abdomen, debajo de la caja torácica. Su principal trabajo es eliminar las toxinas y el exceso de agua de la sangre, también ayudan a controlar la presión arterial, a producir glóbulos rojos y a mantener los huesos sanos.

¿Qué es la enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica (ERC) es una pérdida progresiva de la función renal durante un período de meses o años. Cada uno de los riñones tiene alrededor de un millón de filtros diminutos llamados nefronas,las cuales dejan de funcionar con la edad; cuando esto sucede, las nefronas sanas pueden asumir el trabajo extra pero si el daño continúa, las que quedan no pueden filtrar la sangre lo suficientemente bien como para mantenerse saludables haciendo que la función renal tenga un declive.

Los síntomas pueden ser, entre otros:

  • Inapetencia
  • Sensación de malestar general y fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Picazón generalizada (prurito) y resequedad de la piel
  • Náuseas
  • Pérdida de peso sin proponérselo

Cuando la función renal cae por debajo de un cierto punto, se llama insuficiencia renal, la cual afecta todo el cuerpo y si no es tratada puede ser potencialmente mortal. 

Factores de riesgo

Existen ciertas condiciones que pueden ayudar a que el riesgo de padecer enfermedad renal se incremente, como: tener hipertensión, diabetes, historial familiar con enfermedad renal, sobrepeso u obesidad, fumar y ser mayor de 50 años de edad. Si se cuenta con uno o más de los factores de riesgo hay que acudir con el nefrólogo y él evaluará si es necesario un examen para identificar enfermedad renal.

La prevención es la clave

Las enfermedades renales suelen denominarse "asesinos silenciosos" e influyen considerablemente en la calidad de vida. No obstante, existen algunas formas muy sencillas que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollarla, tales como:

  • Mantenerse en forma y activo
  • Controlar regularmente el nivel de azúcar en sangre
  • Vigilar la presión sanguínea
  • Comer sano y controlar el peso
  • Mantener una ingesta de líquidos sana
  • No fumar
  • No tomar medicamentos sin receta médica
  • Comprobar la función renal si se presentan uno o más factores de riesgo

Prevenir es igual a conservar una excelente calidad de vida y mediante hábitos saludables se podrán evitar padecimientos renales, entre otros.

BUSCA TU ESPECIALISTA