COMPARTIR

Últimas Noticias

Primer bebé: ¿qué hago?

16  Abril  2014

El ser papá o mamá por primera vez es una gran felicidad y a partir de ese momento, la vida da un gran cambio, surgen muchas alegrías y satisfacciones pero también el temor a no saber exactamente qué hacer para el cuidado del bebé.

El pediatra Ismael Piedra, miembro del Cuerpo Médico de TecSalud hace algunas recomendaciones a los papás primerizos para aclarar dudas y disminuir preocupaciones.

  • Los recién nacidos no deben llevar demasiada ropa. El estar muy abrigados puede limitar su toma de aire. Para saber si tiene frío basta con tocar sus manos y pies, y sentir su temperatura, pero si suda en la parte del cuello, quiere decir que tiene calor. En invierno es muy importante vestirlo con gorritos para proteger su cabeza del frío.
  • Al momento de bañar al bebé se deben controlar las corrientes de aire cerrando las ventanas, regular la temperatura del cuarto, así como la del agua, la cual debe de estar en 36 o 37 grados. Es recomendable asearlo una hora después de comer, los primeros baños antes de que se caiga el cordón umbilical deberán ser de esponja y posteriormente en tina. Se le debe prestar especial atención a la cabeza y el cuello (ya que son muy sensibles en esta etapa de desarrollo del bebé), limpiar muy bien los pliegues, detrás de los oídos y cuidar los genitales.
  •  La alimentación del bebé los primeros seis meses de vida debe de ser exclusivamente leche, y de preferencia materna. Esta ayuda a  prevenir infecciones gastrointestinales y es la fuente más importante de energía para los niños. A partir de los seis meses se necesita una alimentación complementaria, se debe empezar con cantidades pequeñas de alimentos e irlos aumentando despacio; se puede continuar la lactancia hasta los dos años de edad. No debe olvidar hacer eructar al bebé después de la lactancia ya que existe el peligro de tragar aire durante las tomas y puede provocarles malestar (cólicos) e inquietud.
  • El llanto es la única forma de comunicación del bebé, si es muy pequeño no es necesario atender de inmediato, la causa por la que llora pueden ser muchas: hambre, frío, pañal sucio o cólicos. No conviene alterarse ya que poco a poco se aprende a diferenciar los llantos.
  • La higiene es muy importante al tener un bebé en casa, los padres deben tener siempre las manos muy limpias al convivir con el bebé. Los chupones, perillas, biberones, etc. deberán estar impecables y desinfectados, esto es para evitar enfermedades en el bebé.
  • Es importante acostumbrar al bebé a los ruidos comunes de la casa y a la luz durante el día. Así distinguirá entre el día y la noche y estará más predispuesto a dormir por la noche. Además, si existe silencio cuando el bebé duerme es más fácil que se sobresalte con cualquier ruido.
  • No tiene validez médica el rapar el cabello del bebé para hacerlo crecer más fuerte y puede causar que pierda calor corporal si es muy pequeño.

Con el tiempo, los padres aprenden a conocer las necesidades de sus hijos; sin embargo, ante cualquier duda lo más recomendable es consultar con un médico o un especialista para asegurar el máximo bienestar del bebé.

Contáctanos
Atención a pacientes
Teléfono: (81) 8389.8390

BUSCA TU ESPECIALISTA