COMPARTIR

Últimas Noticias

Reflujo: un efecto de los excesos

23  Abril  2012

El alcohol, el tabaco, las comidas grasosas o picantes y hasta la rutina pueden ayudar al desarrollo del reflujo.

El reflujo, en la mayoría de los casos, no pasa de ser una molestia ocasional que puede ser remediada con medicamentos. Esta condición puede afectar a cualquier persona pero se tiene que estar alerta si surge inesperadamente y después de los 40 años. El reflujo es controlable con la medicina apropiada y atención a la dieta.

 

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Esuna enfermedad que afecta al tracto gastrointestinal y es mejor conocida como simplemente reflujo. Esta condición ocurre cuando la válvula que conecta el esófago con el estómago, llamada esfínter esofágico inferior, no cierra apropiadamente o se abre en momentos inapropiados, y permite que los contenidos del estómago suban, junto con acido estomacal, e irriten alesófago.

Además del mal funcionamiento del esfínter esofágico, el doctor Luis Morales Garza, Jefe del Servicio de Gastroenterología del Centro Médico Hospital San José explica: "Otras causas que pueden favorecer el reflujo son la hernia hiatal, obesidad y cualquier cosa que aumente la presión en el abdomen, lo que facilita que el contenido del estómago se regrese hacia el esófago".

"Para el reflujo ocasional, que puede ser provocado por desbalances en dieta, no es necesario consultar con un médico. Basta con tomar antiácidos cuando se ocupe. Las personas que tienen reflujo más de tres veces por semana,  reflujo nocturno o persistentemente a lo largo de los años, son personas que deben de someterse a estudios para ver si el reflujo les ha causado daño. Las personas que presentan síntomas de alarma también deben de ir a consultar", comenta el doctor Morales.

                                            

Signos y síntomas que debemos conocer

Los síntomas de alarma cuando hay reflujo, son manifestaciones que indican que algo no está bien en el cuerpo. Algunas de ellas son: dificultad para pasar el alimento o que se atore, pérdida de peso, sangrado en las evacuaciones (evacuaciones negras) o en el vómito, que puede ser persistente, o anemia.

El reflujo puede afectar a hombres y mujeres de cualquier edad. Sin embargo, es preocupante si se presenta en personas de más de 40 o 45 años que no habían tenido reflujo antes, ya que puede ser reflejo de otra enfermedad. En las personas jóvenes, el reflujo se asocia a la dieta, en especial a las cantidades de comida condimentada o grasosa, al alcohol y al tabaco, pero se puede controlar y eliminar con medicamentos y una dieta balanceada.

La gente que padece de reflujo persistente de igual manera debe de cuidar su alimentación, alejarse del alcohol y la cafeína, usar ropa cómoda, comer 2 o 3 horas antes de acostarse y prestar especial atención a su peso, el cual debe de estar lo más cercano al ideal posible.

 

Recordemos que…

El reflujo gastroesofágico es controlable y lo que se busca con el tratamiento es controlar la producción de ácido, para que lo que se regrese tenga menos ácido y lastime menos al cuerpo. Una alternativa al control del reflujo con medicamentos es la cirugía, pero para esto primero se deben de realizar algunos estudios para saber si se es candidato.

El paciente debe de tener en cuenta que la cirugía implica un cambio en la anatomía, ya que se interviene la unión del esófago con el estómago, para evitar que el alimento regrese desde el estómago, y por lo tanto las molestias pueden persistir o cambiar. 

BUSCA TU ESPECIALISTA