COMPARTIR

Últimas Noticias

Talento Tec, creando la tecnología médica del futuro

07  Septiembre  2016

Si juzgamos a partir de su edad (27 años), pensaríamos que el doctor Guillermo Ulises Ruiz Esparza Herrera es un recién egresado viviendo los primeros años de su vida profesional. Sin embargo, la posición que ocupa actualmente nos deja claro que hace mucho tiempo estableció un compromiso a largo plazo con la investigación en tecnología médica: Guillermo Ulises es Director de Innovación y Líder del Subgrupo de Nanosistemas Moleculares del Centro de Biomateriales e Innovación, el cual forma parte de la Escuela de Medicina de Harvard, del MIT y del Hospital Brigham and Women's, con sede en la ciudad de Boston, en los Estados Unidos.

Originario de Aguascalientes, Guillermo Ulises -quien siempre ha tenido una particular pasión por la tecnología-, es egresado del Tecnológico de Monterrey: además de haber cursado la Licenciatura en Biociencias, es Médico Cirujano, y Doctor en Biotecnología con Especialización en Nanotecnología Médica. Este programa de doctorado es parte del convenio de colaboración que tiene el Tec con el Hospital Metodista de Houston.

Al respecto de su trabajo diario, Guillermo Ulises nos platica: "dentro del Hospital Brigham and Women´s, hay una división en la cual trabajo que se llama Harvard - MIT Health Sciences and Technology, en mi caso soy parte de las 3 instituciones, ya que éstas trabajan fusionadas, uniendo el conocimiento médico con la ingeniería, y buscando soluciones realmente innovadoras a problemas de salud. Una de las cosas de las que yo me encargo es de desarrollar tratamientos en base a nanotecnología para aplicar medicina regenerativa en enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardíaca o el infarto al miocardio, todo esto usando diversos tipos de nanotecnologías, desde nanovectores, nanoparches, nanofibras, o nanoestrucuras y tejidos impresos en 3D".

Los nanovectores son como pequeños robots, invisibles a simple vista: son 20 mil veces más pequeños que una célula, que pueden ser inyectados en modelos animales con padecimientos cardíacos (incluso en enfermedades oncológicas), y que se encargan de llevar a tejidos y órganos afectados, medicamentos que pueden ser aprovechados de una manera más eficiente que con los tratamientos actuales: "por ejemplo para la insuficiencia cardíaca, actualmente los tratamientos son de mantenimiento y no existe alguna cura. Pero con el apoyo de la nanotecnología, lo que buscamos es incidir directamente en la regeneración de las células del corazón, con el objetivo de buscar la generación de nuevas modalidades terapeuticas".

El esfuerzo y la pasión de este joven médico por lo que hace le han valido una serie de reconocimientos que son dignos de orgullo no sólo para él, sino para la comunidad Tec donde se formó profesionalmente: "me siento muy contento de haber obtenido el Premio TR35 del MIT como uno de los 10 jóvenes más Innovadores Menores de 35 años. Recientemente fui nombrado Fellow de la Royal Society of Arts de Gran Bretaña, teniendo la oportunidad de conocer al Príncipe Carlos de Gales, también fui nombrado como Gifted Citizen por Ciudad de las Ideas y Singularity Univerisity de Silicon Valley, siendo escogido como una de las personas más innovadoras a nivel mundial, sin embargo el reconocimiento que más me da gusto es el Premio Nacional de la Juventud, es algo muy importante para mí por ser otorgado por mi país, ya que cada año es entregado a jóvenes de México que son un ejemplo para el país y están tratando de trabajar duro impactando a la sociedad, es un orgullo poder inspirar a más Mexicanos". Este premio, otorgado por el Gobierno de la Republica y el Presidente Enrique Peña Nieto, le fue otorgado a Guillermo Ulises por sus contribuciones en el área de nanotecnología médica para tratar enfermedades cardiovasculares.

Su carrera

Guillermo Ulises nos comenta: "desde 2011 empecé haciendo investigación en el Hospital Metodista de Houston. Soy médico, pero decidí enfocarme en estudiar ingeniería en el doctorado, lo cual es muy atípico por mi formación, pero gracias a la oportunidad que me brindó el Tec, pude combinar medicina e ingeniería, y así he podido crear cosas nuevas junto con mis profesores, juntando enfoques como la nanotecnología y la medicina, siendo exitosos durante mi estancia tanto en el Metodista como en el Tec. Además de dirigir la innovación y translación en el Centro donde actualmente trabajo, tengo la oportunidad de dirigir el subgrupo de Diagnósticos y Nanosistemas Moleculares, en donde hacemos nuevos tratamientos a base de nanotecnología así como nanodiagnósticos rapidos y de bajo costo en las áreas de enfermedades cardiovasculares. Todo esto junto con un equipo multidisciplinario de estudiantes postdoctorales, doctorales, maestría y universidad a los cuales tengo el honor de liderar dentro del Centro del cual funge como director el Dr. Ali Khademhosseini".

"Como médico creo que la medicina es un área donde falta intervención de la tecnología, hay muchas cosas que no se han modernizado en décadas, por ejemplo, en el área de insuficiencia cardíaca no han existido avances significativos o terapias que realmente resuelvan este problema, siendo el trasplante de corazón la única opción para pacientes terminales".

Y sin duda, además del apoyo familiar   que ha recibido durante toda su vida, Guillermo Ulises atribuye parte de su éxito a sus mentores: "gran parte del crédito se lo tengo que dar al doctor Mauro Ferrari, mi mentor doctoral en el área de nanomedicina, así como a mi mentor doctoral en el área de cardiología, el doctor Guillermo Torre Amione, actual rector de TecSalud, quienes me ayudaron a desarrollar este proyecto y me enfocaron a trabajar en esta área. Ellos me dieron las herramientas, la experiencia, el conocimiento, para que todo lo que hiciéramos tuviera un resultado exitoso".

¿Y qué opina Guillermo Ulises del desarrollo de tecnología en México? "creo que en México debemos invertir más en tecnologías de valor agregado, que realmente sean innovadoras. Donde yo estoy, es un centro que fusiona la Medicina de Harvard con la Ingeniería del MIT, porque se han dado cuenta de la importancia de la comunicación entre médicos e ingenieros para poder producir nuevas tecnologías con impacto social y económico, y este enfoque ha dado muy buenos resultados con muchas innovaciones en los últimos 20 años impactando alrededor de 2 billones de personas desde que se instauro esta colaboración. México todavía está a tiempo de subirse a la ola de innovación que representa la nanotecnología, ya que es una industria que dejara una derrama económica de billones de dólares en los siguientes años. Estrategias como la del Tec, que se alió con el MIT, son sumamente buenas para motivar a que más universidades sigan este ejemplo, pero todavía se requieren más fondos y más esfuerzo, emprender más, de manera inteligente. Nosotros aquí no podemos ejecutar un proyecto si no tenemos claro que hay una necesidad clínica y también un nicho en el mercado sabiendo que podemos mejorar lo que actualmente existe o crear cosas nuevas, es algo que ayuda a hacer los fondos más eficientes, eliminando proyectos cíclicos y de baja calidad. A Harvard y MIT no les gusta reinventar la rueda o hacer investigación solo por generar un artículo para sobrevivir y seguir recibiendo fondos, ya que aquí se ve como un desperdicio de recursos de investigación, aquí se enfocan estratégicamente los fondos en proyectos altamente justificados y de impacto, proyectos que ayudan avanzar a campos hacia adelante".

Guillermo Ulises Ruiz Esparza Herrera es orgullo Tec, y orgullo para nuestro país. Los éxitos le han llegado muy pronto, porque se ha comprometido plenamente con el desarrollo de su carrera y en la cual todavía aspira en convertirse en Cardiólogo, actualmente tiene 27 años. No le perdamos la pista, porque seguramente, llegará muy lejos en una carrera que ya le ha brindado satisfacciones enormes.

BUSCA TU ESPECIALISTA