COMPARTIR

Últimas Noticias

Tercera edad, una etapa con mayor esperanza de vida

26  Agosto  2016

En la actualidad la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los 60 años. En México actualmente es de 78 años para la mujer y 72 años para el hombre. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud para 2050 se espera que en el mundo las personas en esa franja de edad lleguen a los 2 mil millones, un aumento de 900 millones con respecto a 2015.

Hoy en día hay 125 millones de personas con 80 años o más. Para 2050 habrá un número casi igual de personas en este grupo de edad (120 millones) solamente en China y 434 millones de personas en todo el mundo.

"La ampliación de la esperanza de vida ofrece oportunidades no sólo para las personas mayores y sus familias, sino también para las sociedades en su conjunto. En esta etapa de la vida se pueden emprender nuevas actividades, como aprender cosas nuevas o retomar antiguas aficiones. Además, las personas mayores contribuyen de muchos modos a sus familias y comunidades. Sin embargo, el alcance de esas oportunidades y contribuciones depende en gran medida de un factor: la salud", señala el doctor Amador Ernesto Macías Osuna.

¿Qué es el envejecimiento?

Desde un punto de vista biológico, es la consecuencia de la acumulación de una gran variedad de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo que lleva a un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales, y un aumento del riesgo de enfermedad.

¿Cuáles son las afecciones comunes asociadas con el envejecimiento?

La pérdida de audición, cataratas y errores de refracción, dolores de espalda y cuello y osteoartritis, neumopatías obstructivas crónicas, diabetes, depresión y demencia. A medida que se envejece aumenta la probabilidad de experimentar varias afecciones al mismo tiempo.

"La vejez se caracteriza también por la aparición de varios estados de salud complejos que suelen presentarse sólo en las últimas etapas de la vida y que no se enmarcan en categorías de morbilidad específicas. Por lo general son consecuencia de múltiples factores subyacentes que incluyen, entre otros, los siguientes: fragilidad, incontinencia urinaria, caídas, estados delirantes y úlceras por presión", explica el especialista en geriatría.

Factores que influyen en el envejecimiento saludable

Aunque algunas de las variaciones en la salud de las personas mayores son genéticas, los entornos físicos y sociales revisten gran importancia, en particular las viviendas, vecindario y comunidades, así como sus características personales, como el sexo, la etnia o el nivel socioeconómico.

Estos factores empiezan a influir en el proceso de envejecimiento en una etapa temprana. Los entornos en los que se vive durante la niñez -o incluso en la fase embrionaria- junto con las características personales, tienen efectos a largo plazo en la forma de envejecer.

"El mantenimiento de hábitos saludables a lo largo de la vida, en particular llevar una dieta equilibrada, mantener un buen peso, realizar frecuentemente actividad física al menos tres veces a la semana y abstenerse de fumar, contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles y a mejorar las facultades físicas y mentales. El mantenimiento de la masa muscular mediante entrenamiento y una buena nutrición pueden ayudar a preservar la función cognitiva, retrasar la dependencia y revertir la fragilidad", recomienda Macías Osuna.

¿Qué papeles asumen las personas mayores en la sociedad?

Las personas de la tercera edad trabajan de forma remunerada o no remunerada, atienden a familiares y amigos, y colaboran tras la jubilación en organizaciones y asociaciones. Transmiten su experiencia a las generaciones más jóvenes y, de ese modo, les ayuda a reforzar sus aptitudes. Actualmente sabemos que si se puede retrasar la jubilación, es un factor que puede ayudar a enlentecer el deterioro cognitivo, y si te jubilas, conviene mantenerte activo.

BUSCA TU ESPECIALISTA