COMPARTIR

Últimas Noticias

Un trasplante de hígado le cambió la vida

13  Noviembre  2013

Después de varios comentarios de que tenía los ojos amarillos, Genovevo Rodríguez acudió a revisarse, le diagnosticaron cirrosis hepática a principios de 2011 y su única opción era realizarle un trasplante de hígado.

Genovevo, originario de Tampico, Tamaulipas, se enteró en enero de 2011 que su hígado ya no estaba funcionando bien. Después de visitar a varios médicos, un amigo le recomendó al doctor Carlos Rodríguez Montalvo y lo contactó.

"Le mandé mis datos por correo electrónico al doctor Rodríguez Montalvo y me respondió que en su opinión se trataba de cirrosis hepática, inmediatamente concerté una cita", comentó Genovevo.

Llegó a Monterrey y el resultado de los estudios que se le realizaron en el Hospital San José arrojó que efectivamente padecía cirrosis y que debido al daño que presentaba su hígado, la opción más viable era realizarle un trasplante.

"Me hicieron los estudios pre-trasplante y afortunadamente todavía estaba en condiciones para ser trasplantado, pero le pedí tiempo al doctor para escuchar otras opiniones y ahí empezó mi peregrinar. Visité mil y un doctores en distintas ciudades, probé de todo pero llegó un momento en el que me empecé a inflamar, a retener muchos líquidos y fue cuando pensé que ya debía tomar una decisión, no podía permitirme perder más tiempo. Hice todas las evaluaciones, en donde tomé en cuenta el historial de éxito tanto del hospital como del doctor, el promedio de tiempo que tiene el hospital desde que quedas registrado en la lista de espera y el trasplante, por lo que decidí venir nuevamente con el doctor Carlos Rodríguez Montalvo", añadió.

Después de quedar registrado en la lista de espera, mes a mes su salud se deterioraba más. "Fue muy impactante porque me hicieron una lista de los efectos de la enfermedad, de los síntomas y cada mes iba presentando uno, te cambia la vida y te das cuenta de lo frágil que eres", mencionó.

Llegó el día esperado

Estando en su casa en Tampico, recibió la llamada del doctor Rodríguez Montalvo avisándole que había un posible donador y que necesitaba venir a Monterrey, llegó junto a su familia el 10 de enero de 2012 por la mañana. Genovevo ya tenía todo programado con base en los tiempos que el personal del Centro de Trasplantes Multiorgánicos del Hospital San José le dio, pero complicaciones en la cirugía hicieron que esas fechas no se cumplieran al pie de la letra.

"Tuve muchas complicaciones en la operación, se colapsó un riñón, el hígado ya estaba muy deteriorado, muy abrazado a la vena aorta y tuvieron que utilizar un procedimiento muy antiguo donde cortaban el hígado con todo y vena, mis arterias estaban muy delgadas y con el nuevo hígado tuvieron que hacer empates en cada una de las conexiones, luego empecé a sangrar mucho y tuvieron que cerrar y dejarme dormido dos días y esperar a que dejara de sangrar para terminar la operación. Fue muy pesado", explicó.

Después de varias recaídas logró recuperarse con su fuerza de voluntad, el apoyo de su familia y del personal de enfermería y médicos que lo estaban atendiendo y fue dado de alta un mes después, el 11 de febrero.

Todos debemos decir sí al trasplante

"Lo que yo les podría decir a todos los que están en lista de espera, es que sí deben de creer en el trasplante, debemos de estar agradecidos porque existe esta alternativa, es una experiencia de vida única, te hace valorar muchas cosas, ahora estoy y me siento bien, mi vida ha vuelto a comenzar.

En mi caso, yo nunca estaré arrepentido de haber escogido este hospital, me tocó el poder elegir bien, es un hospital donde verdaderamente hacen lo que una vez me dijeron que buscaban, realizar las cosas de forma integral, y sí, porque todos luchan hacia el mismo objetivo, tanto doctores, enfermeros, pacientes, familia, todos hacia lo mismo, LA VIDA", finalizó.

 

Contáctanos
Centro de Trasplantes Multiorgánicos
Teléfono: (81) 8347.1010 Ext. 3223 y 2423

BUSCA TU ESPECIALISTA