COMPARTIR

Últimas Noticias

Vuelve a nacer

03  Junio  2014

Una segunda oportunidad fue la que recibió el pequeño Ian Marcelo, quien lleva una vida normal y salió adelante después de sufrir un grave accidente.

La frase "volví a nacer", podría encajar perfectamente ante la situación vivida por Ian Marcelo Hernández Villanueva, un pequeño de tan sólo cinco años que prácticamente recibió una segunda oportunidad de vida.

Después de haber sufrido una caída desde una altura de casi siete metros y presentar graves heridas en su cráneo, los pronósticos médicos no fueron alentadores.

Su madre, Laura Lydia Villanueva Serrato, relata cómo fueron aquellos momentos de angustia al ver a su hijo en mal estado.

"Mi hijo estaba semi inconsciente, tratando de quejarse y llorando, perdió mucha sangre y quiso empezar a moverse pero yo lo calmaba para que estuviera más tranquilo", narra la mamá.

Después de ser auxiliado, Marcelo fue trasladado al Hospital San José, donde recibió atención e intervención quirúrgica y con pocas posibilidades de sobrevivir.

"Desde el primer momento evalué la situación, soy muy creyente y puse todo en manos de Dios cuando nos dijeron que estaba estable, pero en una gravedad tremenda y que había sobrevivido a la cirugía", comenta Laura Villanueva.

El infante fue sometido a tres cirugías, logrando recuperarse de manera asombrosa, estuvo en el hospital alrededor de tres semanas y ahora realiza una vida normal.

"Según los médicos el proceso fue corto para lo que le sucedió a Marcelo, él salió antes del mes del Hospital, duró 10 días en cuidados intensivos y ocho días inducido al coma por protocolos médicos para no mover su cabecita y no incrementar la presión intracraneal", explica su mamá.

Gracias a la intervención y atención médica del neurocirujano Alejandro Flores Quintanilla, el neurólogo Jorge Treviño Welsh y el endocrinólogo pediatra, Oscar Caloca, la salud del pequeño de cinco años es perfecta.

Después de haber salido adelante del accidente, Ian Marcelo ha manifestado a sus padres el deseo de querer ser enfermero para curar a las personas.

"Él tiene una misión y Dios lo dejó por algo definitivamente. Él va a ser alguien grande y los milagros existen, teniendo fe y creyendo en Dios, todo se puede", expresa la señora.

Por su parte, su padre René Azael Hernández Bautista, dio un mensaje hacia los padres de familia para cuidar a sus hijos, saber en qué lugares pueden estar jugando y tomar medidas de prevención por cualquier accidente o situación de emergencia.

"Es importante saber el teléfono de emergencia, el hospital más cercano, tener al corriente el seguro de gastos médicos mayores y guardar la calma para actuar con rapidez, que es algo importante para salvar la vida", indica René Hernández.

Los papás de Marcelo quedaron agradecidos con el servicio del Hospital San José, porque consideraron que fue muy profesional y con una alta capacidad de respuesta por parte del personal médico y de enfermería.

En la actualidad, Ian Marcelo disfruta las actividades que cualquier otro niño haría, como jugar, correr, practicar futbol soccer e ir a la escuela. Sin duda la vida le dio una segunda oportunidad para realizar acciones valiosas en el futuro.

Contáctanos:
Atención a pacientes
Teléfono: (81) 8347.1010 ext. 8390

BUSCA TU ESPECIALISTA