COMPARTIR

Lactancia materna

Lo mejor de ti para quien más amas

Preguntas frecuentes

Información importante para el bienestar de tu bebé y el tuyo

 

La leche materna no se agota. El cuerpo humano siempre produce suficiente leche para el bebé, sin embargo, sí es necesario tomar en cuenta algunas recomendaciones para que se den las condiciones ideales para amamantar.

Recomendaciones

  • La familia, inmediata y extendida, deben procurar antes que nada el apoyo a la nueva mamá, y brindarle un ambiente tranquilo, principalmente durante las primeras semanas, para que ella pueda dedicarse a establecer este importante vínculo con su bebé.
  • Un buen descanso es indispensable, y aunque esto suena difícil con todo lo que implica atender a un recién nacido, se puede lograr si la familia o amigos cercanos colaboran en las labores domésticas, la preparación de alimentos, la atención a hijos mayores. Así, mamá puede enfocar su atención en el bebé.
  • La dieta de la nueva mamá debe estar equilibrada con nutrientes, así como vitaminas, minerales, y una buena hidratación; son indispensables para que se mantenga sana. Es importante recalcar que el cuerpo siempre produce leche suficiente y de buena calidad. Únicamente en casos extremos, de desnutrición muy aguda, es donde la leche de la madre podría verse afectada.
  • Los complementos con biberones de leche artificial ("de fórmula") no son necesarios si se permite la libre demanda. Es falso que "el bebé no llena", o que "la leche sale aguada". Al contrario, estas interferencias pueden afectar la lactancia, la leche que toma en biberón es leche que deja de producir la mamá.
  • En el caso de mujeres que trabajan, es posible mantener la lactancia con ayuda de un tiraleche, lo cual si bien es una labor que puede resultar complicada inicialmente, puede brindarle también grandes satisfacciones a la madre y al niño.

1. ¿Toda mujer puede amamantar a su bebé?

Salvo casos muy raros, la gran mayoría de las mujeres puede amamantar a su bebé perfectamente. Al principio, el cansancio propio de convertirse en madre, el parto, y los ajustes en el ritmo de vida pueden hacer dudar a la mamá de su capacidad de amamantar a su bebé, pero conforme pasa el tiempo, mamá y bebé van estableciendo una rutina que permite disfrutar esta etapa de la vida.

2. ¿La leche que produzco es suficiente?

Siempre que se permita la libre demanda del bebé, esto es, alimentarlo cada vez que lo pida, la producción de leche siempre será suficiente para el bebé.

3. Mis pezones están agrietados ¿qué puedo hacer?

Puedes aplicar unas gotas de leche materna en el área lastimada, o buscar en tiendas departamentales, en el departamento de bebés, una crema de "lanolina pura", que puedes aplicar sin tener que retirarla cuando come el bebé. Una asesora de lactancia puede recomendarte alguna en particular.

Revisa la postura del bebé al comer, ya que una succión incorrecta puede ocasionar que te lastime. La punta del pezón debe de alcanzar la unión del paladar blando con el duro haciendo que toda la areola del pezón entre en la boca.

4. ¿Los remedios caseros como atole o tés de hierbas son útiles para producir más leche?

No está comprobado científicamente que estos remedios contribuyan a una mayor producción de leche.

5. ¿Puedo tomar medicinas si me enfermo mientras estoy en periodo de lactancia?

Existe un buen número de medicamentos, incluso antibióticos, que pueden usarse durante la lactancia, si así lo requieres. Recuerda que siempre debes consultar con tu médico, evita automedicarte. En tanto consultas a tu médico puedes buscar en este sitio ir a sitio.

6. ¿Qué debo hacer si durante la lactancia siento un bulto doloroso en el pecho?

A veces, un ducto puede taparse, provocar dolor, incluso sentirse caliente o notarse un área enrojecida, e impedir la salida de la leche. Si sientes un "bulto", puedes aplicar fomentos de agua caliente, o mejor aún, colocarte bajo la regadera, y dejar caer agua caliente en el área afectada, en cualquier caso, masajeando para destapar el ducto y que salga la leche. Si esto no funciona, o si tienes fiebre y el dolor continúa, acude con tu médico de inmediato.

7. ¿Qué debo hacer si tengo fiebre y dolor en el pecho?

A veces, el ducto tapado produce una infección llamada mastitis, y se requiere algo más que el masaje con agua caliente para solucionarlo, incluso puede ser necesario que ingieras algún medicamento, pero esta situación debe ser evaluada por tu médico.

8. ¿Es necesario darle agua a mi bebé durante los primeros 6 meses de vida, además de la leche materna?

No. La leche materna satisface todas las necesidades de tu bebé, nutricionales y de hidratación.

9. ¿Cómo sé que mi bebé está tomando la cantidad de leche que necesita?

Observando sus pañales y deposiciones. Los pañales mojados con alta frecuencia son señal de que está recibiendo suficiente leche. Además, las evacuaciones de un bebé alimentado exclusivamente al seno materno son muy blandas (a veces pueden confundirse con diarrea) y de color amarillo mostaza: esto es totalmente normal. Un promedio de pañales usados por día es el siguiente:

  • En el primer y segundo día el bebé moja de 1 a 2 pañales en 24 horas.
  • A partir del 3er o 4o día y durante las primeras 6 semanas, el bebé moja 6 a 8 pañales en 24 horas. Y evacua de 2 a 5 veces en 24 horas.
  • Un bebé mayor de 6 semanas, moja de 5 a 6 pañales en 24 horas. En los bebés amamantados exclusivamente, es normal que evacuen menos de 2 veces al día, por lo que incluso lo harán sólo de 1 a 2 veces por semana. (Esto se debe a que el bebé aprovecha completamente la leche materna, pero siempre hay que vigilar que no haya síntomas de estreñimiento).
  • Es común el pujo y el esfuerzo para evacuar en los primeros 4 o 5 meses de vida, más comúnmente cuando se le ha dejado de dar pecho y se alimenta con fórmula.

10. ¿Es peligroso que me enferme mientras amamanto a mi bebé?

Si llegas a enfermar levemente (un resfriado, por ejemplo), para cuando manifiestes los síntomas tu bebé ya habrá estado expuesto al virus que te ocasionó el malestar, y tu cuerpo estará transmitiéndole los anticuerpos que está fabricando para que te cures, así que tranquila. De todas formas, si en cualquier momento sientes que tu bebé no está bien, acude de inmediato a tu pediatra. Es importante que te laves las manos antes de tocar a tu bebé, la higiene de las manos previene más del 80% de la transmisión de infecciones.

11. ¿El tamaño del pecho tiene algo qué ver con la cantidad de leche que produzco?

No tiene nada qué ver. Un pecho pequeño y un pecho grande producen la leche necesaria para el bebé.

12. ¿Debo comer más de lo normal durante la lactancia?

Sí debes ingerir calorías extra, sin embargo, ten presente que deben ser calorías que provengan de alimentos saludables. Evita los alimentos muy grasosos, los excesos de azúcar y harinas, que te harán sentir satisfecha en el momento, pero no te brindarán los nutrientes que tu cuerpo necesita tanto para ti como para el bebé. (Agregar liga de página)

13. ¿Existen comidas que debo evitar durante el período de lactancia?

Es común escuchar que alimentos como el frijol, el brócoli o la coliflor pueden provocar gases y cólicos en el bebé, sin embargo, no todos los médicos están de acuerdo en que esto sea así. Por otro lado, sí puede ser que exista una hipersensibilidad del pequeño a la proteína de la leche de vaca (caseína), o a la soya (cuando hay historia familiar de alergia en los padres puede ser que hasta el 50% de los hijos sean alérgicos si ambos padres lo son). Esto podrías notarlo en en síntomas como vómitos frecuentes (no regurgitaciones), exceso de gases o irritabilidad excesiva. Si esto ocurre, consulta con tu médico pediatra, para saber si es necesario que hagas ajustes en tu dieta.

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA