COMPARTIR

Lactancia materna

Lo mejor de ti para quien más amas

Técnicas de alimentación

Conoce las diferentes técnicas para que tu bebé logre una alimentación adecuada

 

La posición más adecuada para lactar depende de la comodidad para la madre y que se asegure buena prensión. Puede variar de una mamá a otra.

Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, la OMS y el UNICEF recomiendan:

  • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida posterior al nacimiento.
  • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua;
  • Dar el pecho cuando el bebe inicie los signos temparnos de hambre,  ya sea de día o de noche.
  • No utilizar biberones o chupetes.

Al colocar al bebé en el pecho, éste debe abrir su boca como si fuera un bostezo, de manera que tanto el pezón como la aureola queden dentro de ésta. Desde afuera, sólo se ve el contorno de la aureola, y ésta es la posición correcta para evitar que la succión lastime y provoque grietas en el pecho de la madre.

Además de lograr que el bebé esté bien "prendido" o colocado en el pecho de la mamá (posición), ella también deberá encontrar la postura o posturas en que se encuentre más cómoda para alimentar a su bebé. Algunas de ellas son:

Posición natural o acunada

Posición 1

El bebé estirado frente a la madre en contacto con su cuerpo, mamando de un pecho y con sus pies hacia el otro pecho. Es la más habitual.

Posición de balón

Posición 2

El cuerpo del bebé pasa por debajo del brazo de la madre y sus pies apuntando a la espalda.

Esta posición es muy útil para drenar los conductos que se encuentran en la cara externa de los pechos y así prevenir, o si es el caso curar, posibles obstrucciones o mastitis que, aunque puede darse en cualquier zona del pecho, suelen ser más frecuentes en ésa, así como también ayuda a las madres con senos grandes.

Posición de caballito

Posición 3

En esta posición el bebé está sentado a horcajadas sobre una de las piernas de su madre.

Aunque poco frecuente, esta posición puede ser muy útil con bebés con dificultades para fijar el pecho, lo cual puede ocurrir por tener el maxilar inferior corto o retraído, labio leporino, paladar hendido y bebes con reflujo gastroesofágico

En esta posición conviene que, al introducir el pecho en la boca del bebé, el pezón apunte "hacia arriba" en dirección a su paladar, de forma que una buena porción de pecho descanse sobre el labio inferior facilitando el agarre.

Posición acostada en decúbito lateral

Posición 4

Es muy útil para amamantar por las noches o si simplemente se quiere descansar un rato.

Durante la lactancia hay que observar que la boca del bebé succione el pezón y parte de la areola.

Es especialmente útil si la madre todavía siente molestias tras el parto, sobre todo si ha sido sometida a una episiotomía o cesárea.

Posición de sandía y/o bebés cruzados 

Posición 7

Los pechos de la madre, si producen suficiente leche para los 2 bebés, cuando sea posible la madre debe tratar de amamantar al mismo tiempo.

Técnicas de alimentación

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA