COMPARTIR

Lactancia materna

Lo mejor de ti para quien más amas

Técnicas de alimentación

Conoce las diferentes técnicas para que tu bebé logre una alimentación adecuada

 

Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, la OMS y el UNICEF recomiendan:

  • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida;
  • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua;
  • Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche;
  • No utilizar biberones, tetinas o chupetes.

Al colocar al bebé en el pecho, éste debe abrir su boca como si fuera un bostezo, de manera que tanto el pezón como la aureola queden dentro de ésta. Desde afuera, sólo se ve el contorno de la aureola, y ésta es la posición correcta para evitar que la succión lastime y provoque grietas en el pecho de la madre.

Además de lograr que el bebé esté bien "prendido" o colocado en el pecho de la mamá (posición), ella también deberá encontrar la postura o posturas en que se encuentre más cómoda para alimentar a su bebé. Algunas de ellas son:

Postura sentada - Posición estirado

Posición 1

El bebé estirado frente a la madre en contacto con su cuerpo, mamando de un pecho y con sus pies hacia el otro pecho. Es la más habitual.

Una variante de la posición anterior es colocar al bebé de forma inversa, también estirado y girado hacia la madre, pero con los pies hacia el otro lado. Esta variante no es tan frecuente pero puede ser útil si el bebé rechaza, por la razón que sea mamar de un pecho. Si se le coloca en el pecho que rechaza del mismo modo en que mama del otro, es posible que lo acepte.

Postura sentada - Posición "de rugby"

Posición 2

El cuerpo del bebé pasa por debajo del brazo de la madre y sus pies apuntando a la espalda.

Esta posición es muy útil para drenar los conductos que se encuentran en la cara externa de los pechos y así prevenir, o si es el caso curar, posibles obstrucciones o mastitis que, aunque puede darse en cualquier zona del pecho, suelen ser más frecuentes en ésa.

Tanto las posición estirada como la "de rugby" funcionan perfectamente bien si la madre, en vez de estar sentada, está colocada en postura semi-reclinada.

Postura sentada - Posición caballito

Posición 3

En esta posición el bebé está sentado a horcajadas sobre una de las piernas de su madre.

Aunque poco frecuente, esta posición puede ser muy útil con bebés con dificultades para fijar el pecho, lo cual puede ocurrir por tener el maxilar inferior corto o retraído, u otras causas.

En esta posición conviene que, al introducir el pecho en la boca del bebé, el pezón apunte "hacia arriba" en dirección a su paladar, de forma que una buena porción de pecho descanse sobre el labio inferior facilitando el agarre.

Postura estirada - Posición estirado

Posición 4

En este caso tanto la postura como la posición son frecuentes ya que de este modo se facilita el descanso de la madre. Es especialmente útil si la madre todavía siente molestias tras el parto, sobre todo si ha sido sometida a una episiotomía o cesárea.

También es muy útil para amamantar por las noches o si simplemente se quiere descansar un rato.

Postura estirada - Posición estirado 

Posición 5

En este caso la posición del bebé es menos frecuente que la anterior pero hay madres que se sienten cómodas con ella y también puede ser útil, igual que la postura "a cuatro patas", en caso de obstrucciones o mastitis agudas localizadas en la parte superior del pecho.

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA