COMPARTIR

Cirugía

Lo mejor en equipo y atención para recuperar tu bienestar

Tecnología

Unidades Quirúrgicas equipadas con 11 salas y la tecnología más avanzada

 

La Unidad Quirúrgica Especializada de nuestro Hospital está equipada con 11 salas con la tecnología más avanzada, instrumentos de precisión, sistema de filtración de aire libre de microorganismos, además de contar con el equipo humano especializado en cirugía para atender situaciones de alta complejidad en cualquiera de las especialidades.

Neuronavegador

El neuronavegador es una herramienta de neurología utilizada para reconocer con precisión la ubicación, la forma y el volumen del padecimiento a tratar, sin afectar las capacidades del paciente. Esta tecnología brinda al neurocirujano seguridad y confianza que facilita el tratamiento quirúrgico de lesiones cerebrales y de la columna.

El equipo cuenta con un sistema informático muy complejo capaz de tomar las imágenes de la resonancia magnética y la tomografía del paciente, para así reconstruir la imagen del cerebro en forma tridimensional. Esto permite que el neurocirujano pueda obtener una visión precisa de la zona afectada, su ubicación exacta y determinar el acceso más adecuado de la misma.

A través del microscopio, el profesional puede observar en forma constante la orientación y las características de la lesión que está extirpando. Entre las ventajas inmediatas de utilizar esta herramienta se encuentran incisiones lineales de pequeño tamaño, capacidad de encontrar lesiones de tamaño milimétrico, menor tiempo quirúrgico, menor riesgo para el paciente, y mínimo uso de rayos X.

Radiocirugía Estereotáctica

La radiocirugía estereotáctica, es una opción de tratamiento que ofrece 85 por ciento de probabilidades de éxito al detener el crecimiento de tumores cerebrales. El Hospital San José ofrece esta alternativa para pacientes con lesión cerebral benigna o maligna que los ayudará a tener una mejor calidad de vida.

La radiocirugía estereotáctica consiste en un procedimiento con el que se logra precisar con exactitud milimétrica el sitio de la lesión dentro de la cavidad craneal, para luego entregar la dosis de radiación requerida para el tratamiento, protegiendo las estructuras anatómicas sanas.

La clave para curar o controlar lesiones cerebrales mediante radiocirugía radica en la aplicación de la dosis total de radiación que requiere el paciente en una sola sesión, lo que sólo puede lograrse por medio de sistemas mecánicos y computacionales de muy alta tecnología y precisión.

El procedimiento consiste en colocar un "anillo" o marco estereotáxico en la cabeza del paciente sólo con anestesia local. Con este dispositivo se realiza una tomografía computarizada de cráneo que servirá para localizar la lesión y planificar el tratamiento. Además, contamos con un Comité en Radiocirugía que analiza detalladamente cada caso para validar si el paciente es candidato o no a recibir este tratamiento.

Cirugía Robótica Da Vinci

El Hospital San José cuenta con el robot Da Vinci, equipo con el que se pueden realizar pequeñas incisiones para introducir instrumentos en miniatura de amplio rango y una cámara tridimensional aumentada de alta resolución del lugar de la operación. Las especialidades médicas que más utilizan este sistema son: urología, ginecología, cirugía digestiva, oncología, cirugía cardiovascular, otorrinolaringología y cirugía pediátrica.

El robot Da Vinci cuenta con cuatro brazos de trabajo que realizan diferentes funciones. Obedece en forma intuitiva a los movimientos de un mando que manipula el cirujano, y es dependiente del médico que lo opera. Entre las ventajas que ofrece al paciente, Da Vinci permite una recuperación más rápida, menor sangrado y dolor, así como reincorporarse más rápido a sus actividades diarias.

Cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica mediante la cual se insertan tubos cortos y delgados en el abdomen, utilizando incisiones pequeñas. A través de estos tubos se insertan instrumentos largos y angostos, que el médico utiliza para manipular, cortar y coser tejidos.

Fetoscopia

Enfermedades como el Síndrome de Transfusión Feto Fetal y la Hernia Diafragmática Congénita, entre otras, pueden atenderse antes de la semana 26 de embarazo y mejorar notablemente expectativas de vida de los bebés.

A través de la fetoscopía operatoria se pueden resolver problemas prenatales evitando su evolución natural y secuelas, siempre y cuando se diagnostiquen correctamente y a tiempo.

El Síndrome de Transfusión Feto Fetal se presenta en el 15 por ciento de los embarazos gemelares que comparten una misma placenta. En estos casos los vasos sanguíneos que deben ir del bebé a la placenta y viceversa, se intercomunican con los del otro bebé, provocando un desequilibrio en el volumen sanguíneo de ambos gemelos, donde uno de ellos recibe mucha sangre y otro muy poca. Esta condición arriesga la vida de ambos. Mientras que sin la cirugía, la mortalidad de ambos bebés es del 90 por ciento, con un procedimiento de fetoscopia la posibilidad de que sobrevivan los dos gemelos es del 70 por ciento, y de que al menos uno sobreviva es del 85 al 90 por ciento.

Otra enfermedad para la que puede indicarse la fetoscopía es la "Hernia Diafragmática Congénita", en la que al no desarrollarse adecuadamente el diafragma del bebé, parte de los órganos del abdomen pueden pasarse al tórax, impidiendo el adecuado desarrollo de los pulmones. En estos casos, la fetoscopía permite llevar un balón de valvuloplastía cardiaca a la tráquea del bebé, para motivar el desarrollo de los pulmones y permitirle nacer y ser atendido quirúrgicamente de la hernia, pero con mucho más probabilidades de sobrevivir.

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA