COMPARTIR

Coronavirus (COVID-19): ¿Qué debo saber?

Información importante para tu salud

¿Cómo cuidar en casa a una persona con COVID-19?

 

Si tú o alguien de tu familia dio positivo a la prueba de COVID-19 y le recomendaron aislamiento en casa, es importante que se tomen las medidas necesarias de prevención para disminuir el riesgo de contagio al resto de la familia o quienes vivan en la misma casa.

Por tal motivo, te presentamos los siguientes pasos para asistir casos con este padecimiento.

Descarga nuestra guía: Cuidados en casa de paciente COVID-19

Cuidados en casa de paciente COVID-19

¿Quién puede recibir atención en casa?

El cuidado de los pacientes con COVID-19 en casa puede ser una alternativa para quienes presentan síntomas leves y no tienen enfermedades crónicas tales como: hipertensión, diabetes, cáncer, enfermedad del riñón, corazón o inmunocompromiso, entre otras.

Sin embargo, aunque ésta haya sido la indicación, debe mantener contacto diario con su médico o especialista para monitorear su estado de salud, ya sea a través de videoconferencia o con dispositivos que permitan la interacción con audio y video.

Si eres de la comunidad del Tecnológico de Monterrey, TecSalud pone a tu disposición la plataforma deTelemedicina, en donde médicos dan seguimiento a las personas que han sido diagnosticadas con COVID-19. Se lleva a cabo una consulta diaria a través de una videollamada para monitoreo de tu estado de salud.

TecSalud pone a tu disposición los siguientes canales de contacto:

Correo electrónico: covid19@tecsalud.mx
WhatsApp:81.8888.0775

¿Cuáles son las condiciones que se deben cumplir?

Los expertos recomiendan que los miembros del hogar (contactos) que conviven con la persona con este padecimiento, deben ser muy escrupulosos con la higiene personal; del mismo modo, deben tener conocimiento sobre la prevención básica de infecciones y medidas de control, esto incluye extremar la limpieza de manos con agua y jabón con duración de 40 a 60 segundos, o usar gel antibacterial a base de alcohol al 70%; y, al toser y estornudar, cubrirse boca y nariz con el codo flexionado.

Además, se recomienda que toda la familia evite salidas no esenciales y visitas a casa durante este periodo de aislamiento.

Finalmente, se recomienda designar a una persona (sin factores de riesgo) que sea la encargada de ir al súper cada dos semanas o de hacer las compras esenciales para el hogar.

¿Cómo debe ser el espacio de aislamiento?

Se recomienda mantener aislada a la persona que haya sido diagnosticada con COVID-19 en una habitación individual con baño propio y ventilación adecuada.

En muchas ocasiones esto resulta complicado, por lo que se sugiere dormir en camas separadas y/o mantener mínimo 1.5 metros de distancia y asegurarse de ventilar constantemente este espacio.

Si nuestro hogar no cuenta con un espacio de uso exclusivo para la persona con el padecimiento, se debe limitar el movimiento a otras áreas de la casa (comedor, sala cocina).

¿Quién puede cuidar de la persona diagnosticada con COVID-19?

Para prevenir el contagio dentro del hogar, se debe designar a una persona como “cuidador” y ésta debe cumplir con el requisito de estar sano y sin condiciones de riesgo (adultos mayores o enfermedades subyacentes), que sea la persona encargada de llevarle a alimento o cualquier cosa que necesite la persona enferma durante su aislamiento. 

Tanto la persona enferma que se encuentra aislada como el “cuidador”, deben usar cubrebocas al estar en contacto cercano. No debe tocarse ni manipularse durante su uso, si se humedece o ensucia con secreciones debe cambiarse inmediatamente y después de desecharlo se debe realizar higiene de manos.

También, se debe mantener una higiene de manos estricta en las siguientes situaciones:

  • Al estar en contacto con la persona contagiada
  • Al preparar alimentos
  • Al consumir alimentos
  • Después de utilizar el baño

Si no es posible designar un cuidador y la persona diagnosticada con COVID-19 debe salir de su cuarto, se debe practicar de manera estricta el distanciamiento de mínimo 1 metro, pero es recomendable que sea mayor. También se recomienda que esta persona utilice cubrebocas y que se lave las manos antes de desplazarse por la casa.  

¿Cómo debe ser la limpieza?

La persona encargada o “cuidador” debe considerar una limpieza exhaustiva, ya que debe limpiar y desinfectar constantemente las superficies en contacto con el paciente, tales como mesas, cama, dispositivos, entre otros.

Se recomienda limpiar las superficies con detergentes domésticos comunes. Se sugiere consultar los productos pre aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) que pueden ser utilizados para la limpieza contra el brote de coronavirus COVID-19.

El alcohol o cloro pueden utilizarse también para superficies que estén sucias. Para hacer una solución con cloro en casa, mezcle: 5 cucharadas o 1/3 de taza de cloro por galón de agua o 4 cucharaditas de cloro por litro de agua.

Del mismo modo se debe evitar tener contacto directo de piel con sábanas o ropa contaminada con orina o heces, en caso de presentarse esta situación se deben utilizar guantes y lavarse las manos al desecharlos.

La persona diagnosticada con coronavirus debe utilizar utensilios de cocina exclusivamente para él, tales como: platos, vasos, cubiertos y estos deben ser lavados con agua y jabón y pueden ser reutilizables.

En el caso de la ropa, toallas y sábanas se recomienda lavarlos en lavadora con detergente y agua a temperatura entre 60 y 90°.

La higiene personal, tanto de la persona enferma como del cuidador son muy importantes. 

¿Cómo disponer de la basura del paciente enfermo?

Los materiales usados para cubrir la boca o nariz como pañuelos desechables deberán tirarse o desecharse. Si se pueden reutilizar, se deben lavar con agua y jabón. 

Los guantes, pañuelos y cubrebocas de personas enfermas, deben ser colocados en un bote de basura con una bolsa que deberá cerrarse antes de sacarla de la habitación de la persona enferma.

Posteriormente, puede ir al bote de basura convencional que se encuentra fuera de casa, asegurando que la bolsa esté cerrada herméticamente. 

¿Qué hacer si algún miembro del hogar presenta síntomas de COVID-19?

Los miembros del hogar, deben mantenerse en casa en constante monitorización por 14 días desde el último contacto, y en caso de presentar síntomas de infección respiratoria aguda (ver imagen anexa), se debe poner inmediatamente en contacto con su médico de cabecera, quien valorará si debe realizarse la prueba de COVID-19.

¿Cuándo se debe llevar al enfermo al hospital? ¿Qué señales nos dice que el caso se está agravando?

Es importante estar en contacto con su médico de cabecera de manera remota (llamada o videollamada) para que se le dé seguimiento al estado de salud de la persona enferma.

Si los síntomas empeoran, o si presenta alguno de los signos o síntomas de alarma descritos al final, debe de ir a urgencias de un hospital para valoración médica.

Es importante mencionar también que, si un familiar o la persona que está enferma se trasladan al hospital, se recomienda utilizar cubre bocas y evitar trasladarse en transporte público, para evitar conglomeraciones de personas. Además de la higiene de manos y la etiqueta respiratoria. 

Signos y síntomas de alarma

Si presenta alguno de los siguientes, acuda a urgencias del hospital más cercano:

  • Dificultar para respirar o falta de aire
  • Dolor persistente u opresión de pecho
  • Confusión o pérdida del estado de alerta
  • Labios o cara azulados

 regresar

BUSCA TU ESPECIALISTA